Pero las heridas fueron tan leves que ni al hospital lo llevaron

Se cortó las venas en el baño de su casa

La Paz, Baja California Sur.- Las superficiales heridas que Armando se inflingió con una navaja de rasurar no fueron suficientes arrancarle la vida, como presuntamente intentó hacerlo la tarde del lunes en el baño de su residencia.

Fue la hija de Armando quien lo encontró sangrando de aparatosas heridas de 1 centímetro de profundidad y 9 de largo en las muñecas, que no ameritaron traslado a nosocomio alguno como lo determinaron los paramédicos de la Cruz Roja que arribaron a la escena.

Doña Rosa, esposa de Armando fue quien solicitó la presencia policial en su vivienda además de la ayuda médica para su desfallecido marido quien se recupera de su fallido intento por escapar por la puerta falsa.

Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments