Positivo el examen toxicológico realizado a los agentes que mataron al motociclista en Mexicali

Iván Gaxiola 

Según testigos, que hubo muchos, pues los hechos ocurrieron por la mañana, Jesús André murió a las ocho y media de la mañana, los agentes de Policía lo atropellaron intencionalmente:
Según testigos, que hubo muchos, pues los hechos ocurrieron por la mañana, Jesús André murió a las ocho y media de la mañana, los agentes de Policía lo atropellaron intencionalmente:

Con respecto al lamentable hecho ocurrido hace ya varios días, el cinco de mayo, en Mexicali, Baja California,  podemos comprobar que toda la Baja, y claro está, todo el país, es rebasado avasallantemente por la impunidad. Ya que, si bien es sabido que dos agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), Yean Ruiz Deal Martínez y Abraham Olvera Hernández, que conducían las unidades 324 y 326 en dicha ciudad, atropellaron y mataron al motociclista Jesús André Félix Pereda, de veintiocho años de edad y que salieran libres tras pagar una fianza de ochenta mil pesos, como lo informaran varios medios el siete de mayo, dos días después del homicidio, ahora resulta que uno de ellos salió positivo en el examen toxicológico de cocaína, según reporta “La Crónica de Baja California” este diecisiete de mayo. ¿Cómo se les permitió pagar fianza si todavía no tenían el resultado de dicho examen? Y peor aún, ¿por qué los resultados del examen son arrojados doce días después del homicidio y diez días después de que salieran libres?

Según testigos, que hubo muchos, pues los hechos ocurrieron por la mañana, Jesús André murió a las ocho y media de la mañana, los agentes de policía lo atropellaron intencionalmente: El muchacho como que intentó detenerse al dar la vuelta y lo que hizo la unidad 324 de la PEP fue acelerar más, entrando hasta el patio de la casa donde de nuevo fue impactado al chocar la segunda unidad con la defensa de la primera. Dice una vecina.

Fuentes de “El Excélsior” mencionan que el joven asesinado contaba con antecedentes penales por delitos contra la salud y que fue asegurado, el catorce de agosto del 2008 por la Dirección de Seguridad Publica de Mexicali en las calles 24 de febrero y Rio Presidio de la colonia Carbajal, sin embargo se encontraba libre. Esto podría fortalecer las declaraciones que ofrece la PEP acerca de lo ocurrido pues explican que el joven, al ver las patrullas, huyó en su motocicleta sin razón aparente, como siempre apuntan los reportes oficiales de la policía, por lo que se inició la persecución. Habría que preguntarse si el efecto de la cocaína no influyó para que los agentes pensaran que él huía de ellos, ya que en la escena se puede ver cómo el chico sólo llevaba tacos en la mano, mismos que dice su padre, le habían encargado para desayunar. En la persecución, dice la PEP,  la unidad 326 detuvo su marcha para recoger una mochila que el joven tiró, percatándose que en el interior se encontraba un paquete con 2 kilos de marihuana, además de un revólver con seis cartuchos. Explican que Félix Pereda perdió el control de la motocicleta debido a la velocidad, impactándose contra el frente de la casa con el número 386.

Lo cierto es que los policías están libres a pesar de lo ocurrido y a pesar de que ayer se descubriera que uno de ellos consumió cocaína el día de lo ocurrido. Lo más triste de esto es que la gente parece estar bastante habituada a estos hechos, ya que sus comentarios oscilan entre la aceptación y la resignación.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments