Deben certificarse antes del G-20, 700 policías municipales

Pamela Padilla Soto

 Martínez Marín aseveró que aquellos elementos que resultan positivos por consumo de drogas, se turnan a la Contraloría Municipal, quien, junto con la Comisión Municipal de Carrera y la Oficialía Mayor, determinan la situación jurídica legal de los elementos, pero es un hecho que los finiquitan.
Martínez Marín aseveró que aquellos elementos que resultan positivos por consumo de drogas, se turnan a la Contraloría Municipal, quien, junto con la Comisión Municipal de Carrera y la Oficialía Mayor, determinan la situación jurídica legal de los elementos, pero es un hecho que los finiquitan.

 Ante la realización de la cumbre del G-20, el próximo mes de junio, aunado al convenio con el Subsidio para la Seguridad Pública Municipal, Subsemun 2012, los 700 efectivos con los que cuenta la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito de Los Cabos, tienen que ser certificados; hasta el momento, 125 han sido evaluados en los cinco parámetros que marca el Centro Estatal de Control: -bolígrafo, toxicológico, médico, entorno social y psicológico.

 A decir del Mayor retirado de Infantería, Román Martínez Marín, Encargado de Despacho de dicha corporación, en la primera fase ya se evaluaron 125 elementos y sus resultados serán enviados directamente por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado a la Presidencia Municipal de Los Cabos, además se le han realizado pruebas toxicológicas a otros 202 policías y a 30 más en lo psicológico y médico.

 “Podría decirse, que para mediados de mayo, ya iríamos al 50 por ciento de la evaluación; la orden es que nosotros ya debemos estar debidamente certificados antes del G-20, con la finalidad de tener la certeza de que nuestra gente es confiable”, manifestó el Mayor Marín.

 Agregó que es el Sistema Nacional de Seguridad Pública el que requiere tener el dato fidedigno de que la policía que asista al G-20 realmente sea confiable, es decir, que no consuman drogas, que no tengan problemas psicológicos, que físicamente estén bien, que su entorno social sea el que realmente manifestaron cuando se dieron de alta y que no tengan propiedades como resultado de actos de corrupción o que no puedan justificar.

 Martínez Marín aseveró que aquellos elementos que resultan positivos por consumo de drogas, se turnan a la Contraloría Municipal, quien, junto con la Comisión Municipal de Carrera y la Oficialía Mayor, determinan la situación jurídica legal de los elementos, pero es un hecho que los finiquitan.

 Según exige la Ley General del Sistema Nacional, y de acuerdo al nuevo modelo policial, las certificaciones deben realizarse anualmente, aunque su validez es de tres años, si existen quejas o inconformidades que señalen la mala actuación de algún o algunos elementos, las corporaciones pueden aplicarlos cuando les sea necesario.

 Refiriéndose a su reciente prueba, el Mayor Marín comentó, “la verdad me sentí bien, hasta el momento no hemos obtenido los resultados de si salimos o no confiables, lo que en su momento, el Cabildo y el Presidente Municipal, harán saber de manera oficial y tomarán sus determinaciones”.

 Para finalizar, destacó que en sus 35 años inmerso en el ejército, ha sido formado con valores éticos y morales, los que, en su carácter de encargado de despacho, ha trasmitido a la función policial, mismos requisitos que exige la Ley General del Sistema Nacional y Estatal, por lo que se camina hacia el mismo fin: la transparencia, puntualizó.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments