Con la ropa ensangrentada y lavando el pickup lo sorprendió la ministerial
Guadalupe Castro Avilés.
Guadalupe Castro Avilés.

La Paz, B.C.S. Limpiando lo que parecían ser rastros de sangre en la caja de un pick up, sorprendieron agentes ministeriales a José Guadalupe Castro Avilés en las inmediaciones del Rancho La Monarca, delegación de San Pedro, lo cual preocupó sobremanera a los investigadores quienes también apreciaron manchas oscuras en la ropa del sospechoso.

Castro Avilés originario del Rancho San Pablo La Brellita, jurisdicción de la delegación del Carrizal, no pudo ocultar su nerviosismo por la intempestiva aparición de los agentes del orden, quienes se mostraban cada vez más intrigados por el descubrimiento, además, de un hacha con mango de madera, un cuchillo labrado con cachas en color negro con plateado y un rifle Glenfield .60, con cachas de madera y 2 cartuchos calibre .22.

Sin embargo, luego de una inspección más concienzuda, los uniformados encontraron los restos de la víctima de Castro Avilés: un becerro que ya había sido aprovechado hasta el último corte y pieza.

Ante esto, los ministeriales pusieron a Guadalupe a disposición del Agente del Ministerio Público del Fuero Común Investigador Especializado en Detenidos, por su probable responsabilidad en hechos constitutivos de delito, consistente en abigeato y/o lo que resulte.

Subscribe
Notify of
guest
9 Comments
Inline Feedbacks
View all comments