Comenzó golpeando a su mujer y quiso seguir con los municipales

No conforme con agredir física y verbalmente a su pareja, Clemente Davis González arremetió también contra los agentes municipales cabeños que osaron intervenir y detener el inclemente castigo al que este jalisciense de 37 años sometía a su mujer de nombre Araceli.

Sin embargo, para Clemente, los oficiales no fueron un blanco tan fácil como la indefensa ama de casa, es más, gracias al sólido entrenamiento policial en técnicas de manejo y control, el jalisciense golpeador de mujeres, en un abrir y cerrar  fue reducido por los agentes del orden.

Pero, los municipales sólo pudieron controlar el cuerpo de Clemente Davis, quien a pesar de estar maniatado, continuaba profiriendo insultos, y amenazas, asegurando que él laboraba en el C4 y que los agentes “no sabían  con quien se estaban metiendo” por lo que la osadía les saldría bastante cara, incluso al extremo de “que los iba a hacer perder el trabajo”.

Las ínfulas de Clemente no amedrentaron a los agentes, quienes desde las calles de Morelos y Avenida Reforma de la austral colonia Ejidal trasladaron al rijoso la tarde del domingo, hasta la barandilla general de la corporación.

Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments