Jamie Foxx saborea el éxito de El Hombre Araña

Qué bueno es ser malo
Jammie Fox
El ganador del Oscar y del Grammy narra cómo es sobreponerse al éxito y convertirse en el villano de ‘El sorprendente Hombre Araña 2’.

Singapur.- La vida de Jamie Foxx ha tenido varios giros dramáticos dignos de una buena película. El primero de ellos sucedió apenas a los siete meses de nacido, cuando tras el divorcio de sus padres, quedó en manos de sus abuelos, quienes se convertirían en sus mentores.

El segundo cuando, después de estudiar música profesionalmente, su novia lo retó a subirse al escenario de un club de comedia para realizar un stand up (improvisación cómica) y conquistó de tal manera a la audiencia, que decidió probar el mundo de la actuación.

Otro momento crucial, años después, fue elegido por el director Taylor Hackford para encarnar al músico Ray Charles en la cinta biográfica que un año y medio más tarde, le merecería el Oscar al Mejor Actor.

Y una más: cuando en 2012, Quentin Tarantino lo eligió para ser el protagonista de Django sin cadenas, una experiencia que nuevamente cambiaría su vida y lo colocaría en un estatus de súper estrella de Hollywood, porque lo de gran actor ya lo era desde hace mucho tiempo.

Llega a la cita con una playera blanca con un estampado de flores, que a la distancia forman una colorida calavera. También lleva una bebida refrescante en la mano y toda la energía del mundo a pesar del jet lag (cambio de horario) del lugar, cuyo reloj va 12 horas más adelante que en Hidden Valley, California, donde pasa la mayor parte del tiempo.

“Una vez, después del éxito de Ray (2004), Ellen Barkin (actriz) me dio un consejo: ‘No empieces a hacer tonterías después de ganar el Oscar, si escoges el dinero te van a dar una patada en el trasero y te van a botar’. Me dijo que tenía una ventana de siete años, después de ganar el Oscar, para volver a hacer algo especial o dejar que todo se derrumbara.

“Y es que mantener la integridad en tu trabajo es duro. Ahora sólo quiero hacer las mejores historias”, reflexiona mientras da un sorbo a su bebida, que le sirve de respiro para hablar del proyecto que nos puso frente a él: El sorprendente Hombre Araña 2: la amenaza de Electro, ya en cartelera en nuestro país, antes que en Estados Unidos y Europa.

Django me impulsó de manera internacional a cosas como El Hombre Araña, porque ahora me permite tener un éxito comercial como éste y también tener acceso a otro tipo de proyectos.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments