Con la camiseta bien puesta