El Profe Humberto, pasión por el teatro, pasión por la vida
Actualmente el profe Humberto es jubilado y pasa sus días en compañía de de su familia y nietos con el alma llena de recuerdos que lo convirtieron en el querido y orgullosamente sudcaliforniano que es.
Actualmente el profe Humberto es jubilado y pasa sus días en compañía de de su familia y nietos con el alma llena de recuerdos que lo convirtieron en el querido y orgullosamente sudcaliforniano que es.

En esa misma época, Enrique Ruelas (fundador de la puesta en escena de los entremeses cervantinos en los callejones de la Ciudad de Guanajuato) monta la obra de Fernando Benítez titulada “Cristóbal Colón” él actuó en ella y comenta “la obra fue un rotundo fracaso, pero el fracaso se debe a la vanguardia de la propuesta” a pesar de ese pequeño declive, el Profe Humberto siguió el paso sin detenerse ante los obstáculos que el gremio teatrero se guarda siempre bajo la manga. Así, seguida de éste “fracaso” actúa en la obra “El landó de seis caballos” donde compartió créditos con Elsa Cárdenas, Elvira Quintana, Guillermina Téllez Girón, Olivia Michel y Enrique Aguilar, todos ellos todavía estudiantes “Estaba joven, pero solían darme papeles de mucho carácter, quién sabe algo tenía yo” comenta entre risas el maestro.

Como auxiliar del ameritado maestro César Piñeda Chacón, ya desaparecido, Humberto César García fundó la sala IBO de La Paz B.C.S en el año de 1956 con la obra de teatro “Sumergidos” dirigida por él mismo y con prólogo de su autoría “Teníamos varios alumnos, y siempre luchamos para que el teatro en La Paz floreciera y que los frutos fueran siempre buenos y de hecho, esa representación fue la primera en La Paz que sostuviera 25 representaciones”.

Pero su pasión al arte no sólo se enfocaba al teatro, sino a la música. Como compositor musical, en 1950 dio a conocer su bolero “Mi único delito”  en 1951, la canción ranchera descriptiva “Mi tierra Californiana” fue escuchada por Don Pablo L. Martínez, quien la publicó en las páginas centrales de la extinta revista “Baja California” y en el año de 1958 obtuvo el segundo lugar en la Canción Baja California “la música es indispensable para la vida del ser humano, la poesía musicalizada..lo romántico y elegante es lo que me gusta, la música moderna no la entiendo”.

Actualmente el profe Humberto es jubilado y pasa sus días en compañía de de su familia y nietos con el alma llena de recuerdos que lo convirtieron en el querido y orgullosamente sudcaliforniano que es.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments