La producción de seis capítulos narra la masacre cometida por los Zetas en Allende, una pequeña comunidad de Coahuila.

“Somos” la antinarcoserie que llega a Netflix

La Paz, Baja California Sur. – Caía la tarde del viernes 18 de marzo de 2011, cuando hordas de sicarios del cartel de los Zetas a bordo de unas 50 camionetas, entraron en Allende, una comunidad ganadera coahuilense de 23 mil  habitantes, ubicada a unos 60 kilómetros de la frontera con Texas,  Estados Unidos para perpetrar una masacre que no discriminó hombres, mujeres y niños: a todos por igual, los ejecutaron para luego meter los cuerpos a una bodega, rociarlos de gasolina y prenderles fuego, en una gigantesca pira que continuaron alimentando por horas.

El episodio que todos desearían olvidar en Allende, pero que pocos en México conocen, tuvo su origen en una venganza de los Treviño (Z40 y Z42)  por la traición que habían sufrido, al ser revelados algunos de sus movimientos a la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA) que luego compartió esos datos con su contraparte mexicana. De la masacre el saldo aún no ha sido cuantificado: se habla de medio centenar de personas desaparecidas, otros dicen que la cifra podría ser seis veces mayor.

Lo sucedido en el norteño y fronterizo municipio, no solo fue objeto de la correspondiente investigación judicial, también la de académicos mexicanos como Sergio Aguayo o de la reportera estadunidense Ginger Thompson cuya labor periodística en “Anatomía de una masacre” sirvió como base a la serie “Somos” que esta semana se estrenó en la plataforma de videos en streaming, Netflix.

«Es la primera serie que aborda la violencia del narcotráfico desde la perspectiva de las víctimas», destaca su creador James Schamus.

La serie que aborda la guerra contra el narco desde la perspectiva de las víctimas se inserta en una ola de producciones sobre todo televisivas que muestran la vida y obra de los capos del tráfico de drogas, solo que esta vez, ni el romance, ni la acción barata están presentes, es más, Somos ha sido catalogada como una «antinarcoserie».

Tanto James Schamus como Monika Revilla, autores del guión,  explican que buscaron enfocar la historia en las víctimas, lo que no sucede con otras producciones del género, apología de los señores del narco.

Así, la masacre que nadie de Allende olvida, pero que pocos en México conocen permaneció inédita para el gran público consumidor de noticias, pues el primer artículo que la consigna vio la luz en 2014, tres años después de los hechos, seguido en 2017 por el artículo de Thompson que da pie a “Somos” en el 2021, una década después.

«Somos habla de lo que durante mucho tiempo no se pudo decir. Cuenta la historia de una masacre de la que, en su momento, nadie se enteró. A diez años de los eventos, ‘Somos.’ es un recordatorio. Nunca hubo un diálogo nacional sobre Allende. Quizá esta sea la excusa para platicar sobre lo que sucedió», concluyó el productor y guionista de esta serie que a partir del 30 de junio ya forma parte del catálogo Netflix con seis episodios de 42 a 73 minutos de duración.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.