Millonaria demanda contra Elle McPherson
Mary-Ellen Field, quien fuera asesora de la modelo australiana perdió su trabajo después de que la modelo australiana sospechara que estaba filtrando a la prensa información que, en realidad, habían sido robada en escuchas ilegales sobre su teléfono.
Mary-Ellen Field, quien fuera asesora de la modelo australiana perdió su trabajo después de que la modelo australiana sospechara que estaba filtrando a la prensa información que, en realidad, habían sido robada en escuchas ilegales sobre su teléfono.

Mary-Ellen Field, quien fuera asesora de la modelo australiana perdió su trabajo después de que la modelo australiana sospechara que estaba filtrando a la prensa información que, en realidad, habían sido robada en escuchas ilegales sobre su teléfono.

La indemnización por este caso puede convertirse una de las más caras para News International (la subdivisión británica de News Corporation). Y es que la vida de la asesora cambió radicalmente a causa de las escuchas del News of the World. Field asegura que no solo perdió sus ingresos de un día para otro sino que, además, dañó seriamente a su reputación. «Elle y yo teníamos una relación de trabajo muy buena. Me confesaba muchas cosas que normalmente un cliente no te cuenta», ha declarado.

Field ha añadido que Mcpherson comenzó a sospechar de ella en 2003, pero que ella le juró que había guardado todos sus secretos. «En 2005 comenzaron a salir a la luz muchos chismes y yo le advertí que estaba preocupada por si su teléfono estaba siendo espiado. Poco más tarde, me acusó de hablar con la prensa sin su permiso y me despidió».

Pero si en el caso de Field los tentáculos de los periodistas llegaron tan lejos para poner su vida patas arriba, en los de Steve Coogan y Garry Fliftcroft la intrusión no fue menor. El abogado de este último ha asegurado que el director deportivo es más famoso por sus apariciones en la prensa amarilla que por su carrera como jugador y representante. En 2002, cuando era capitán del Blackburn Roves, la prensa se hizo eco de una infidelidad. «Mi padre dejó de venir a verme al campo porque no soportaba los cánticos que los aficionados hacían sobre mí y más tarde se suicidó», ha declarado.

El caso de Steve Coogan, en tanto, se parece al de Hugh Grant: tras años bajo la atención de los tabloides, no solo él sino también a sus amigos y familia, asegura que su teléfono también fue pinchado por el periódico.

Durante toda esta semana, otros testigos irán pasando ante el juez Leveson, encargado de llevar a cabo la investigación y sacar un informe con conclusiones en un tiempo máximo de un año. Unas 50 personas declararán contra las sucias prácticas periodísticas del desaparecido News of The World y otros periódicos del grupo. El jueves será el turno de la actriz y modelo Sienna Miller.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments