Aunque es intolerante a la separación, el sujeto borderline tiende a hacer demandas irreales a los demás

Nuestros Próceres Borderline

Hace apenas unos cuantos años se descubrieron, en reputados centros de investigación psiquiátrica de prestigiadas universidades de varios continentes, los rasgos sorprendentes de la personalidad psicológica borderline.

Es verdaderamente fascinante para un observador tropical asomarse a las características que los científicos de la conducta han encontrado como típicas de una persona que sufre esta clase de trastorno emocional, que algunos creen pasajero.

Y vale la pena, además, porque en nuestro entorno político, empresarial, social y hasta delincuencial hay varios personajes con tales síntomas.

‎Aunque los estudios sobre la sintomatología los había iniciado el Dr. Hugues en 1883, en Nueva York, es hasta 1980 –hace 35 años que, en términos científicos, apenas es ayer– que la Asociación Norteamericana de Psicología aceptó los perfiles básicos de la enfermedad.

Fue reconocida como Trastorno Límite de la‎ Personalidad, clasificada como DSM-IV 301.83, inestabilidad del sentido de identidad y trastorno del dominio emocional y de la personalidad propia del paciente.

‎Los pacientes puntúan muy alto en factores como extraversión, estabilidad emocional y en los trastornos antisocial, narcisista y sádico, según la investigación del brasileño Vicente E. Caballo sobre «riesgos de la personalidad», llevada a cabo hace tres años.

‎»No puedo soportar la frustración que siento cuando necesito algo de alguien y no puedo conseguirlo. Debo hacer algo para deshacerme de esta frustración «, fue una respuesta concurrente de los 545 entrevistados.

Entre los investigadores, como Caballo, que participaron en esta serie de protocolos de investigación, se juzga muy importante que las sociedades deban estar preparadas para «torear» con dirigentes que ya están en brazos del padecimiento.‎ Veamos.

El dolor, la ira y la confusión son recurrentes entre los pacientes. Nunca saben cómo se van a sentir el minuto siguiente. Ante el sentimiento de incomprensión que padecen, absolutamente nada les da placer.

La constante inseguridad interna y las actitudes de poner a prueba el entorno de manera incesante, reflejan una angustia terrible por la pérdida de algún objeto vital. Posiblemente se deba a algún abuso temprano sufrido a manos de personas violentas y despiadadas.

Es frecuente que sufran apegos intensos pero tormentosos con personas a quienes idealizan mediante admiración y amor, pero esos mismos sentimientos pueden tornarse de repente en descalificación y desprecio; enojo y disgusto.

Sus relaciones interpersonales son intensas e inestables. La manipulación y los cambios repentinos de actitud externa hacia todos los que los rodean, las presiden. Constantemente emiten su grito de guerra: «O estás conmigo o estás contra mí».

Seguro que usted conoce a alguien así

Aunque es intolerante a la separación, el sujeto borderline tiende a hacer demandas irreales a los demás, pues los culpa de todas las causas de los fracasos, aunque él las haya ordenado. El borderline niega cualquier relación con lo fallido, así como niega haber cometido cualquier error.

Genera la sensación –en la comunidad que lo rodea– de constituir o prometer un éxito descomunal, pero como siente la incomprensión de los demás ante sus alcances, inmediatamente procede a defraudar a quienes confiaron en él. Por ello, muchas veces son extremadamente cautelosos o suspicaces y muchas otras, unos ingenuos extremos.

Una vez que se le detectó el gran fallo emocional, el borderline se aísla, sufre una especie pasajera de pánico escénico, para un poco más adelante‎ abandonar su confinamiento y relanzarse con mayor empuje contra todo y contra todos los que le expresaron rechazo.

Son atraídos hacia grupos selectos de culto y admiración, por la aceptación incondicional que les ofrecen. En ellos se practica el exceso en todas las medidas, el gasto excesivo, el derroche, la ostentación paranoide, la promiscuidad, el abuso de sustancias, el hurto, el abuso, las actitudes extremas ante la vida.

La inestabilidad emocional del borderline es emblemática. Lo acosan cambios severos y frecuentes, entre su depresión, inestabilidad o ansiedad en días y en horas.

Su humor de base no es controlado, sino hiperactivo, incontenible, pesimista, cínico y deprimido. Pero con una condición neurológica: todo al mismo tiempo. Los sentimientos de vacío existencial se llenan con actos autodestructivos.

Las relaciones son decepcionantes. Campea el odio y el desprecio a sí mismo, por un pasado que le atormenta. Cambia de maníaco a depresivo más rápido que los bipolares. Mientras éstos pueden durar meses o años ‎en sus estados anímicos, nuestros próceres borderline cambian en minutos o segundos.

Pero no todo se ha quedado en los meros protocolos de investigación archivados en anaqueles universitarios. Los científicos proponen medicamentos específicos para tratar el trastorno borderline: antidepresivos, anti psicóticos y ansiolíticos.

Por lo general , los tratamientos de shock consisten en lanzarlos hacia arriba y luego hacia abajo, para encontrar una línea promedio de estabilidad, que los contenga, mientras pueden ser tratados en terapias psiquiátricas profundas.

Los psicólogos se encuentran alarmados ante el rápido avance del padecimiento borderline: se ha encontrado que esta enfermedad ya es dos veces más frecuente que todos los tipos de bulimia, anorexia y esquizofrenia.

Creen que el gobierno es una herencia de su papi

Ahora que hasta los comentócratas televisivos han aceptado que existe un gran sedimento de encono e indignidad social ante las conductas abusivas de los aparentemente «poderosos» sale a la luz este comentario en los corrillos periodísticos.

No es aleatorio, menos circunstancial, que muchos experimentados políticos opinen encontrarse ante situaciones – límite de ejercicio del poder que, aunque se practicaban desde antes, hasta hoy adquieren notoriedad, por lo extremos de las actitudes, que oscilan entre el desprecio por los demás y la «inmunidad» ante la crítica social.

Tal parece que, al contrario, el hecho de que los gobernados expresen su rechazo a las conductas de los gerifaltes, impulsa aún más a éstos a cometer una serie de tropelías, casi como si estuvieran convencidos que en lugar de haber sido electos para gobernar un país, fueron heredados por su papi para gozar de su fortuna.

Tal parece que lo primero que piensan al levantarse es que hay una tontería pendiente que todavía no han cometido y se esmeran por apurarse para apuntarla en la lista de «resueltos, prueba ampliamente superada»

‎Y todavía requieren de un «supervisor» en la Secretaría de la Función Pública, para que opine que alguna villanía que cometieron con los haberes patrimoniales de la Nación no violó la ley, sólo «poquito», imitando a Layín, el de San Blas, Nayarit.

Puede más la amistad de EPN que lo opinado por el pueblo

‎Dentro y fuera del país se ostentan con el lujo y la suficiencia ampulosa de un sultán. Caravanas de helicópteros y camionetas negras blindadas, resguardadas por eficientes «pelones» del Estado Mayor, que no parecen emerger de un «ejército de juanes», sino de algún sicariato de mala estofa.

Si por su impericia Lozoyita no puede combatir el robo del combustible, o no puede resguardar la seguridad de una plataforma petrolera‎ que produce 250 mil barriles diarios. Si por su falta de oficio ha acabado con la mitad de la producción y venta de la paraestatal, hoy «empresa productiva»… no hay problema, ya está postulado para irse a la Embajada en Washington, o de perdida a la SRE.

Si Conagua ha llegado al extremo de su incompetencia ‎en sus atribuciones. Si promueve una acelerada privatización del más vital de los líquidos del cuerpo humano y está siendo juzgado por la población, el otro «yuppie» Korenfeld, toma el helicóptero que compró el Estado y él lo destina a su uso personal.

Se va con su familia del país a encerrarse en un hotel –para esquiar, de enorme lujo– de sólo varios miles de dólares diarios de hospedaje‎ en la selecta Vail y al verse descubierto se mofa en su cuenta de Twitter refiriéndose a su inexcusable paga en compensación del agravio.

Sí el país puede verse arrasado por la mega sequía californiana –la peor de la historia– y hay declaratoria de emergencia sobre desastres naturales en las costas y las montañas del país, el titular de Semarnat se desapareció entre las nubes, primero, en las nieves, después.

‎Si los titulares de Gobernación, Hacienda y Comunicaciones y Transportes están siendo acusados por la opinión pública de incompetentes, prevaricadores e inútiles, puede más la admiración y aprecio de Peña Nieto que lo que opine el país entero.

Para demostrar su exceso de oficio, el titular del INE, el hijo de Arnaldo, se hace retratar por los periodistas de la fuente‎ para promocionar su derrière, ¡en apariencia de supervisar la impresión de boletas electorales!

¡‎Ah que los próceres borderline! Los encuentra usted por doquier, ¿a poco no?

Índice Flamígero: Si alguien aún no sabía que EPN llevó una comitiva de 200 gorrones –con cargo a nuestros bolsillos, pues– en su reciente visita a Londres, ahora que el INE censuró el spot panista a petición del propio inquilino de Los Pinos, ya no hay quien no esté enterado de tamaño despilfarro. Es más vistosa la censura, que el spot mismo.

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments