«Dejará» el PAN al PRI sólo 5 mil de 42  mil plazas

El próximo gobierno federal no podrá cambiar a 88% del personal considerado de alto nivel, puestos clave que le corresponden a la administración central.
El próximo gobierno federal no podrá cambiar a 88% del personal considerado de alto nivel, puestos clave que le corresponden a la administración central.

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de agosto.- El próximo gobierno federal sólo podrá disponer de cinco mil 146 plazas de los 42 mil 402 puestos clave que le corresponden a la administración central, reportó ayer la Secretaría de la Función Pública (SFP) al Congreso de la Unión.

De acuerdo con un archivo de dos mil 500 hojas que la SFP envió a la Comisión Permanente, 37 mil 256 plazas clave (88% del total) están ocupadas por el personal con Servicio Profesional de Carrera.

Se supo que el primero de agosto que el PAN había madrugado al PRI al menos mil plazas para dejar a los suyos en puestos clave del próximo gobierno, a través de convocatorias irregulares en el Servicio Profesional de Carrera.

Más de la mitad de ellas fueron ofertadas a partir de las pasadas elecciones presidenciales.

El informe de la SFP, del cual este diario tiene copia, incluye el registro de todas las plazas de alto nivel y de las consideradas como posiciones de Gabinete de Apoyo, entre los que se encuentran responsables de cocina y de compras, así como choferes y secretarias.

PRI tendrá 12% de plazas clave en próximo sexenio

De acuerdo con el reporte, el PAN sólo dejará disponibles cinco mil 146 de esos puestos en el gobierno.

Aunque el margen de los puestos clave de la administración central federal es de 42 mil 402, el próximo gobierno de la República sólo tiene a su disposición cinco mil 146 de esas plazas (12 por ciento del total), pues el resto está ocupado por personal con Servicio Profesional de Carrera, como revela la información que la Secretaría de la Función Pública (SFP) entregó ayer a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Consistente en un archivo con dos mil 500 hojas, porque incluye el registro de las 42 mil 402 plazas de alto nivel del gobierno federal, el informe de la Secretaría de la Función Pública, del cual Excélsior tiene copia, permite observar que hay puestos como responsables de cocina y de compras, así como choferes y secretarias, que son considerados como posiciones de Gabinete de Apoyo, mientras que hay casos en que analistas de información financiera o titulares de estrategias públicas están designadas al Servicio Profesional de Carrera.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) advirtió que el gobierno federal, encabezado por el Partido Acción Nacional (PAN), emitió numerosas convocatorias después de las elecciones federales del 1 de julio pasado para que se ocuparan 600 plazas por el Servicio Profesional de Carrera, que se sumaron a las cerca de 500 que se emitieron en mayo y junio.

Esto llevó al Revolucionario Institucional a asegurar que se trataba de una maniobra para evitar que los panistas se queden sin empleo en el próximo gobierno, además de que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión pidió cuentas por ello a la Secretaría de la Función Pública.

De inmediato, esa dependencia federal hizo llegar a senadores y diputados federales ese cuantioso archivo, todo en papel, y que incluye respuestas a las preguntas precisas de la Permanente.

Tras la revisión de los documentos y pudo constatar que se trata de 42 mil 402 plazas, desde choferes y ayudantes de cocina hasta secretarios de Estado.

De ese total, 29 mil 521 pertenecen al Servicio Profesional de Carrera, que implica son inamovibles por el próximo gobierno federal.

Mil 860 pertenecen al régimen del artículo 34, que se refiere a plazas temporales relacionadas con momentos de emergencia del país o necesidades de salud y servicios.

Precisa que de todos los de Carrera, 433 han sido reubicados de sus áreas originales por necesidades propias del quehacer gubernamental.

Además de esos 29 mil 521 plazas ocupadas a través del Servicio Profesional de Carrera, hay otras siete mil 735 que son  vacantes del mismo. Es decir, tendrán que ser ocupadas por personal que se someta a los exámenes correspondientes, lo cual indica que no cualquiera puede acceder a ellas.

De esta forma, quedan disponibles cinco mil 146 plazas. De ellas, 779 son clasificadas como de “libre designación”, mientras que mil 485 pertenecen a Gabinete de Apoyo, que se refiere a los cargos que sólo son ocupados por funcionarios de alto nivel y confianza, dado que sus labores se desarrollan alrededor del trabajo primario de los secretarios de Estado, por lo cual no pueden ser de Servicio Profesional de Carrera.

El Gabinete de Apoyo

En la respuesta que la Secretaría de la Función Pública entregó al Congreso de la Unión se incluye una explicación detallada del porqué hay varias plazas que son clasificadas de Gabinete de Apoyo, y que forma parte de la inconformidad priista, dado que entre las convocatorias recientes hay puestos de asesores y de secretarios particulares que no deberían ser de Carrera, pero que aún así fueron lanzadas las convocatorias.

La ley que da origen al Servicio Profesional de Carrera ordena claramente que esas posiciones, de Gabinete de Apoyo no deben ser incluidas en el catálogo de carrera, aunque de acuerdo con la explicación oficial, un acuerdo administrativo de 2011 permite al gobierno federal hacer estos movimientos.

Ya la víspera, el subsecretario de la Función Pública, Uriel Márquez Carrazco, y el titular de la Unidad de Política de Recursos Humanos de la Administración Pública Federal, explicaron a este diario que se cuenta con una serie plazas que son llamadas de asesores y de secretarios particulares que realizan funciones propias del personal de Carrera.

Mediante la explicación enviada por escrito al Congreso de la Unión se sostiene que “a manera de resumen podemos decir que los gabinetes de apoyo se conforman por los servidores públicos que de manera exclusiva corresponda a una de las siguientes áreas: coordinación de asesores, coordinación de comunicación social, secretaría particular, secretaría técnica o equivalente y servicio de apoyo”.

Añade que esa jerarquía se la proporciona el presupuesto que esté asignado al área específica.

Así, por ejemplo, un secretario “Alfa”, tiene un presupuesto de 22 millones 700 mil pesos anuales, un secretario “Beta” de 26 millones 800 mil pesos y sólo el personal que es contratado en este margen presupuestal es considerado parte del Gabinete de Apoyo, “previa definición y justificación de la estructura de los mismos, en congruencia con la disponibilidad presupuestaria y las funciones que desarrollarán los servidores públicos que integran el gabinete”.

También explica la emisión de numerosas convocatorias en julio.

Insiste en que pertenecen a la Secretaría del Trabajo y responden al cumplimiento de México a una recomendación de la Organización Internacional del Trabajo para mejorar la inspección de empresas.

“En virtud de la necesidad de la ocupación de las plazas referidas, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social contrató 527 servidores públicos bajo el amparo del artículo 34, a fin de atender las recomendaciones de organismos mencionados, lo que permitió tener una mejor vigilancia de las condiciones de seguridad e higiene en el trabajo, en las diferentes empresas.

“Para el caso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la H. Cámara de Diputados autorizó en el PEF 2012, 82.2 millones de pesos para la creación de plazas; en nuevas plazas, a la fecha se han contratado 94 servidores públicos con nivel de Enlace para realizar labores de Residentes de Obra, debido a que hacen actos de autoridad derivados de la Ley en la materia y se tiene dentro de los programas de esta administración cumplir con la expansión de la red carretera nacional”, precisa.

Con años de servicio a panistas

 A diferencia de lo que ocurrió hasta 2000, cuando se fue de Los Pinos, el PRI que regrese a la Presidencia de la República no podrá disponer del titular y la estructura de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex), por lo cual su titular, Héctor Villarreal, será uno de los pocos funcionarios de la era panista que se mantengan en su posición, es decir, sin que los pueda tocar el nuevo gobierno federal.

La ley que sustenta la existencia de Notimex como una agencia del Estado, ya no del gobierno mexicano, establece en su artículo 18 que “el Director General de la Agencia durará en su cargo seis años, no podrá ser reelegido para el periodo siguiente inmediato y sólo podrá ser removido cuando transgreda en forma grave o reiterada las disposiciones contenidas en la Constitución, esta ley y sus principios rectores, así como por actos u omisiones que afecten las atribuciones de la Agencia o cuando haya sido sentenciado por delito grave”.

Esta ley entró en vigor el 6 de junio del 2006.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments