Cordero: PAN en riesgo
Ernesto cordero
Cordero, quien se mantendrá como presidente del Senado, aseguró que su remoción “mete ruido adicional” en los comicios estatales que se celebrarán este año.

CIUDAD DE MÉXICOo.– Ernesto Cordero expresó  su preocupación por las consecuencias negativas que, consideró, tendrá para el PAN su cese como coordinador parlamentario de ese partido en el Senado, anunciado el domingo por el dirigente Gustavo Madero.

“Dejo la coordinación profundamente preocupado por el futuro del grupo y del partido. Considero que esta posición no refleja tolerancia al disenso y puede poner en riesgo los acuerdos internos, los equilibrios y la estabilidad política dentro del grupo parlamentario y del PAN.

“Creo también que existe el riesgo de que la independencia que ha mostrado hasta ahora el grupo parlamentario frente al gobierno federal se pierda y se debilite el sentido de misión del PAN como partido independiente al gobierno”, destacó.

En conferencia de prensa, advirtió a Madero que su salida como líder de los senadores panistas no acallará las posiciones críticas ni frenará el compromiso de los legisladores cercanos a él por construir reformas correctas y trabajar por un PAN opositor.

Cordero, quien se mantendrá como presidente del Senado, aseguró que su remoción “mete ruido adicional” en los comicios estatales que se celebrarán este año.

Gustavo Madero descartó que Acción Nacional se fracture y negó que su decisión tenga que ver con el Pacto por México.

Mi cese no acallará las críticas: Cordero

Hay riesgo de que la independencia frente al gobierno federal se pierda, afirma el ahora ex líder de bancada.

Ernesto Cordero advirtió a Gustavo Madero que su salida como líder de los senadores panistas no acallará las posiciones críticas ni frenará el compromiso de los legisladores cercanos a él por construir reformas correctas y trabajar por un PAN opositor y que no sea satélite del PRI.

El ahora ex coordinador del PAN en el Senado, advirtió en conferencia de prensa que “quien crea que esta posición de responsabilidad, de llevar a cabo un análisis digno, responsable, completo, experto de los temas que llegan al Senado, era ocurrencia mía, pues no es así”.

“Yo no soy más que el reflejo de una bancada muy profesional, muy responsable, de la cual me siento muy honrado de formar parte y que le gusta hacer así las cosas en la más pura tradición democrática.

“En ese sentido es que deben de interpretarse todas estas expresiones y yo soy un reflejo de esa bancada y no creo que vaya a cambiar esa bancada, independientemente de quién sea su coordinador parlamentario”, añadió Cordero, cuya remoción como líder de los senadores de su partido fue confirmada el domingo pasado por la dirigencia nacional del PAN.

Solo en su conferencia de prensa, Ernesto Cordero expresó preocupación por las consecuencias que tendrá su cese como coordinador parlamentario.

“Dejo la coordinación profundamente preocupado por el futuro del grupo y del partido. Considero que esta posición no refleja tolerancia al disenso y puede poner en riesgo los acuerdos internos, los equilibrios y la estabilidad política dentro del grupo parlamentario y del PAN.

“Creo también que existe el riesgo de que la independencia que ha mostrado hasta ahora el grupo parlamentario frente al gobierno federal se pierda y se debilite el sentido de misión del PAN como partido independiente al gobierno”, destacó.

Criticó a Gustavo Madero, presidente nacional del PAN, “por tomar una decisión en contra de la mayoría del grupo parlamentario por alguna incomodidad que pudiéramos haberle ocasionado, o a la dirigencia de nuestro partido o al mismo gobierno, y eso sí es preocupante, que se regrese a prácticas del pasado. Cuando alguien es incómodo lo más sencillo es relevarlo de su responsabilidad”.

Aprovechó para críticar al gobierno de Enrique Peña Nieto, al cual calificó de errático porque se ha caído la producción industrial, indicó, y los niveles de inseguridad no ceden.

Frente a ese escenario, dijo, es necesario que el PAN se mantenga como una oposición crítica.

“Millones de mexicanos votaron por el PAN porque no querían ver a México regresar a los años setenta y ochenta, porque no querían tener un gobierno autoritario, sin oposición; porque México necesita de un partido que defienda las libertades, porque no querían ver a México retroceder al pasado.

“Lamentablemente mis compañeras senadoras y senadores no fueron escuchados como se nos había prometido antes de tomar esta decisión por parte del jefe nacional. Lamentablemente tampoco se tomó en cuenta el respaldo que por escrito expresaron 34 de mis 37 compañeros”, prosiguió.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.