Mezquitas y musulmanes ya han sido atacados

Se desata la islamofobia en España
islam
Conforme a la Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia, el odio al islam se está propagando por Internet; mezquitas y musulmanes ya han sido atacados.

Barcelona.-  Los atentados yihadistas en Barcelona y Cambrils desataron una reacción de islamofobia.

La Plataforma contra la islamofobia alertó que esta situación tiene dimensiones de una «brutal ola» sobre todo en las redes sociales, situación que no se produjo tras los atentados del 2004 en Madrid, publicó el diario español El País.

Detallan que el odio al islam se propaga en Internet, pero se han registrado ataques al menos a cuatro mezquitas y grafitis a locales, y han llegado a la agresión física denunciada por un menor musulmán.

El Código Penal español castiga con hasta cuatro años de cárcel los delitos de odio.

Los especialistas alertan de que la islamofobia y el terrorismo se retroalimentan.

Las mezquitas de Granada, Sevilla, Logroño y Fuenlabrada, en Madrid, denunciaron ataques.

¡Asesinos, lo van a pagar! ¡Moro que reza, machete a la cabeza! ¡Stop Islam!”, pintaron en la fachada de la sede de la Fundación Mezquita de Sevilla, tras los atentados.

El viernes, en Puerto de Sagunto, Valencia, un hombre pateó a un menor marroquí, de 14 años, sin mediar motivo, al grito de “moro de mierda”, según denunció la familia.

El hombre lo amenazó con matarlo y el chico, dijo su padre, está atemorizado y no quiere salir de casa.

Estamos ante una brutal ola de islamofobia. Detectamos mensajes de WhatsApp muy salvajes y muy masivos. Y nada más producirse el atentado empezaron a propagarse bulos”, denunció al rotativo español Esteban Ibarra, coordinador de la Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia, una entidad sin ánimo de lucro que se dedica, además de promover la tolerancia, a monitorizar los ataques a musulmanes en España.

La oleada de mensajes de odio a los musulmanes no tuvo esta dimensión tras los atentados del 11 de marzo de 2004, aunque fueran también de corte yihadista.

Entonces la sociedad interpretó que la causa había sido la guerra de Irak, así que se enconó en la política, pero no en el rechazo al islam. Aunque hubo islamofobia, no de este nivel”, reflexionó Ibarra.

El experto, que preside también el Movimiento contra la Intolerancia, cree además que el perfil de los terroristas de Barcelona, jóvenes, educados en España y en principio integrados, atiza en mayor medida el sentimiento de venganza contra los inmigrantes, y el uso masivo de las redes sociales, que no era tal en 2004, ayudan a propagarlo.

La ola no ha hecho más que empezar. Detrás de todo esto hay estructuras organizadas de carácter racista y fascista”, alertó.

Según los datos de la plataforma, en 2016 los incidentes por islamofobia aumentaron un 106.12 por ciento respecto a 2015, con 573 ataques por los 278 del año anterior.

El terrorismo alimenta la islamofobia y la islamofobia ofrece réditos al terrorismo porque fractura la sociedad. Neofascismo y yihadismo son dos caras de una moneda que se alimentan”, remarcó Ibarra.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments