El mandatario enfrenta crisis por contagios del virus

A Obama ya le pegó el ébola
obama
El Presidente canceló viajes de campaña y autorizó el envío de soldados a África para intentar responder a las críticas por un manejo deficiente de la epidemia.

Washington.– El aumento de la preocupación de la opinión pública sobre el virus del ébola y las críticas contra el presidente Barack Obama por el manejo de la epidemia obligó a la Casa Blanca a cancelar sus actos políticos durante dos días y asumir el modo de crisis.

Apenas tres semanas antes de unas elecciones legislativas clave, Obama afronta cada vez más presión de los críticos republicanos, que dicen que ha ido demasiado despacio para proteger a los estadunidenses, trazando paralelismos con la que consideran una respuesta lenta frente a la amenaza del Estado Islámico en Irak y Siria.

Los republicanos intentan atacar a Obama y los demócratas, en un intento por atraerse el mayor número de votantes posibles de cara a los comicios, en los que se elegirá a 435 congresistas y a 33 senadores.

Los demócratas, que corren el riesgo de perder el control del Senado en las elecciones de noviembre, están preocupados de que la inquietud de la opinión pública por la gestión del ébola pueda dañarlos también.

De hecho, la peligrosa epidemia de ébola se ha colado en ruedas de prensa, declaraciones y comunicados de diputados y senadores.

Los estadunidenses tienen incluso un nombre para este fenómeno: “october surprise” (sorpresa de octubre), un acontecimiento que se cuela en la campaña a última hora y tiene el potencial de influir en los resultados de las elecciones, que en Estados Unidos siempre se convocan en noviembre.

En una audiencia ante el Subcomité de Investigaciones de la Cámara de Representantes, los legisladores cargaron contra la “lentitud” del gobierno para frenar la llegada del ébola al país.

En respuesta, el director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Thomas Frieden, argumentó que “no es fácil” atajar la propagación del virus.

Por su parte, el Hospital Presbiteriano de Texas admitió ayer que hubo errores que llevaron al contagio de dos enfermeras.

¡Comparte!
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments