Manning, «no culpable»
Manning
Manning sí fue encontrado culpable de violar la Ley de Espionaje al filtrar datos de las guerras de Irak y Afganistán, así como de filtrar miles de cables diplomáticos publicados en internet por WikiLeaks.

Eu.-La jueza militar del caso WikiLeaks ha declarado «no culpable» al soldado estadounidense Bradley Manning de «ayudar al enemigo», el principal cargo que afrontaba por filtrar cientos de miles de documentos a la plataforma online. El código penal militar prevé incluso la pena de muerte para este delito, aunque la fiscalía había dejado en claro desde el principio que la pena máxima que solicitaría para Manning sería la cadena perpetua.

Manning sí fue encontrado culpable de violar la Ley de Espionaje al filtrar datos de las guerras de Irak y Afganistán, así como de filtrar miles de cables diplomáticos publicados en internet por WikiLeaks.

El soldado, de 25 años y que ya se había declarado culpable de la mitad de los cargos, conocerá la sentencia en los próximos días, cuando finalice la última fase del juicio, en la que se decidirá la pena que debe cumplir y que comenzará este miércoles.

Ha sido encontrado culpable en diferente grado de todos los cargos a los que se enfrentaba, a excepción de la filtración de un vídeo de un ataque con daños colaterales en Afganistán que supuestamente se dio poco después de que Manning llegara a Irak para trabajar como analista, algo que la defensa siempre negó.

Excluyendo «ayuda al enemigo», todos los demás cargos juntos suman una pena máxima de 154 años en prisión, aunque la jueza militar Denise Lind deberá decidir en la fase de sentencia.

La juez llevaba deliberando sobre el caso desde el viernes pasado después de que concluyeran los alegatos finales de la defensa y la acusación tras siete semanas de audiencias.

La magistrada Denise Lind leyó su veredicto en Fort Meade, en las afueras de Washington. En torno al complejo, se habían concentrado unos 30 seguidores de Manning que pedían que fuera exculpado de todos los cargos.

Un precedente

WikiLeaks ha calificado el dictamen de radicalismo «peligroso» en materia de seguridad nacional por parte de la Administración de Barack Obama. En su cuenta de Twitter, la organización señala que la declaración de culpabilidad de Manning por violar la ley de espionaje supone un «nuevo precedente muy serio» para el suministro de información a la prensa.

Manning, que admitió haber filtrado grandes cantidades de documentos clasificados a WikiLeaks, fue arrestado en 2010, cuando estaba aún destinado en Irak, y pasó más de 1.100 días en prisión preventiva antes de que comenzara la corte marcial en junio pasado.

La decisión de Lind, militar de 53 años, podría sentar las bases sobre qué puede considerarse «ayuda al enemigo» o acercar más al Gobierno estadounidense en su intento de perseguir judicialmente a WikiLeaks y su fundador, Julian Assange, que fue presentado en el tribunal como un cómplice.

La defensa de Manning ha alegado que su intención era hacer al mundo conocedor de las injusticias de la guerra con la filtración de datos de los conflictos de Afganistán e Irak y exponer la explotación que EEUU hace del tercer mundo cuando decidió filtrar miles de cables diplomáticos.

Esta decisión también podría podrá sentar precedente sobre si filtrar datos a una organización como WikiLeaks, que colocó toda la información que le aportó Manning de manera abierta y en bruto, puede ser equivalente a dar esa información a medios de comunicación como el ‘New York Times’ o el ‘Washington Post’, en cuyo caso el cargo de «ayuda al enemigo» tendría menos sustento.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments