El religioso está en arresto domiciliario

Jozef Wesolowski, el nuncio pederasta
nuncio pedofilo
Por primera vez en la historia de la Santa Sede, un obispo de tan alto rango fue arrestado por la Gendarmería Vaticana con las acusasiones de pedofilia.

Milán.— Hace un año,  un amplio reportaje televisivo de República Dominicana, despejaba las dudas sobre el representante de la Santa Sede en aquel país. Era 2 de septiembre de 2013.

Ahí se veía al entonces nuncio apostólico Jozef Wesolowski, quien apenas el pasado martes fue arrestado por la autoridad vaticana, al pasear por el malecón de Santo Domingo vestido de civil a la caza de menores de edad, a los cuales pudiera ofrecerles dinero a cambio de favores sexuales.

Diversas entrevistas (algunas de ellas anónimas, pero la gran mayoría testimonios bien identificados), daban la certeza de lo que era un secreto a voces desde algunos años atrás en ese país del Caribe. A Wesolowski, el enviado del Vaticano, le gustaban los niños y prefería siempre a los más pequeños.

En la zona del malecón de Santo Domingo, específicamente en donde se encuentra un monumento a Montesinos (el fraile y misionero), el programa grabó con cámara escondida al hombre que durante más de cinco años representó a la Santa Sede en República Dominicana, pero que en sus tiempos libres se dedicaba a buscar menores  de edad para abusar de ellos.

Ahí estaba Wesolowski, originario de Polonia y entonces de 65 años de edad, a veces metido en bares tomando cerveza y otras dando largos paseos en la zona, siempre como a la espera de alguien.

Dos días después de la transmisión del reportaje, las autoridades de República Dominicana comenzaron una investigación judicial en su contra. Sin embargo, Wesolowski ya no estaba ahí. Apenas dos semanas antes, el 21 de agosto de ese mismo año, el nuncio apostólico había sido retirado de su cargo y reportado a Roma por el recién nombrado papa Francisco sin explicación alguna a la opinión pública.

Fuentes del Vaticano cuentan que en los meses pasados el papa Francisco quedó impresionado al leer el caso Wesolowski.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments