Extiende China censura web
Una breve nota publicada este jueves por la agencia de noticias oficial Xinhua aseguró que desde “mediados de marzo más de 210 mil comentarios fueron eliminados y 42 páginas web fueron cerradas para combatir los rumores por internet”.
Una breve nota publicada este jueves por la agencia de noticias oficial Xinhua aseguró que desde “mediados de marzo más de 210 mil comentarios fueron eliminados y 42 páginas web fueron cerradas para combatir los rumores por internet”.

PEKÍN, 12 de abril.– Decenas de palabras y nombres fueron bloqueados en buscadores de internet en China y varias páginas web fueron cerradas, en un esfuerzo por contener “rumores” provocados por una grave crisis política en el seno del Partido Comunista (PCCh).

Una breve nota publicada este jueves por la agencia de noticias oficial Xinhua aseguró que desde “mediados de marzo más de 210 mil comentarios fueron eliminados y 42 páginas web fueron cerradas para combatir los rumores por internet”.

Esta campaña coincide con la irrupción de la mayor crisis política en China desde 1989, a causa de la purga del carismático Bo Xilai en el seno del PCCh, y la inculpación de su esposa como partícipe en el homicidio de un empresario británico.

La destitución de Bo de su cargo como secretario del Partido en Chongqing, así como de sus posiciones en el Politburó y el Comité Central del PCCh, se registró al parecer por sus políticas populistas y por escándalos de corrupción.

Analistas interpretan la destitución como una lucha de poder en el seno de la formación política, entre reformistas y conservadores.

Todo ello se produce en un momento de máxima sensibilidad política, porque en pocos meses se celebrará el XVIII Congreso del PCCh y se elegirán a los nuevos dirigentes de China para la próxima década.

En este contexto, Gu Kailai, esposa de Bo Xilai, apodado el “Kennedy chino” por sus dotes de gente y de orador, se ha visto implicada en el homicidio de un empresario británico con estrechos vínculos con la familia Bo.

Así, Gu fue inculpada la víspera por homicidio del empresario británico Neil Heywood, quien fue hallado muerto en noviembre en un hotel de Chongqing, y presumiblemente habría sido envenenado.

Ante este vendaval de informaciones sobre este alto miembro del PCCh, la comunidad de internautas –entre la que figuran 300 millones de microblogueros- se ha lanzado a comentar el caso en internet.

La red es el único espacio en China donde existe una cierta libertad de expresión, puesto que la prensa y la televisión están fuertemente censuradas.

Las autoridades han impuesto a los periodistas chinos una censura total, que ha provocado que sólo el diario más oficial, el Diario del Pueblo, evocara en sus páginas el turbio asunto y pidiera “unidad” al PCCh.

En internet proliferan todo tipo de rumores, incluso la reciente preparación de un supuesto golpe de Estado por parte de la facción conservadora en el PCCh que, según algunas fotografías de veracidad dudosa, habría desembocado en la salida de algunos carros de combate a las calles de Pekín hace unas semanas.

Las autoridades han reaccionado censurando la búsqueda de términos como “investigación”, “lucha política” y los nombres de los principales implicados.

Además impusieron tres días de prohibición de comentarios en microblogs de Sina y Tencent, según la página web especializada China Digital Times.

“La censura es algo habitual en China, siempre pasa. En esta ocasión, se comprende por la amplitud de los comentarios sobre este caso”, explicó a Notimex el profesor Zhang Ming, de la Universidad del Pueblo de Pekín.

“Hace tiempo que se sabía que Bo iba a caer, por eso hubo tantos rumores sobre él. La decisión del Partido trata de clarificar el rumor, de dar una definición al problema, con el objetivo de estabilizar la situación durante la transición del poder”, agregó la fuente.

Pekín teme que la proliferación de informaciones y rumores sobre este caso desemboque en eventuales protestas ciudadanas, ya que Bo Xilai es muy respetado y popular entre algunas capas sociales de Chongqing.

La municipalidad –situada en el centro de China y con una población de 30 millones de habitantes- fue escenario los últimos dos días de manifestaciones masivas y enfrentamientos con la policía.

De acuerdo con reportes de la prensa local, aunque las autoridades dijeron que ello no está vinculado con el caso de Bo Xilai, sino a reclamos de mejores servicios sociales.

Analistas coinciden en que esta es la peor crisis política del Partido Comunista de China desde el estallido de las protestas de la Plaza de Tiananmen en 1989, cuando hubo una sangrienta represión por parte del ejército.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments