Luego de sofocar el alzamiento de rebeldes, las autoridades comenzaron las pesquisas

Erdogan arrasa con militares
erdogan
El jefe del gobierno turco, Binali Yildirim, señaló que dos mil 839 militares vinculados con el intento de golpe fueron detenidos, y aseguró que estos “cobardes recibirán la pena que merecen”.

Estambul/Ankara.- Las autoridades turcas arrestaron ayer a dos mil 839 sospechosos de participar en un fallido golpe de Estado y ordenaron detener a miles de magistrados, luego de sofocar insurrección militar que dejó al menos 265 muertos y mil 440 heridos sin contar a los golpistas.

Un funcionario dijo que 161 de los fallecidos eran en su mayoría civiles y oficiales de la policía, mientras que los 104 restantes eran insurrectos.

El jefe del gobierno turco, Binali Yildirim, señaló que dos mil 839 militares vinculados con el intento de golpe fueron detenidos, y aseguró que estos “cobardes recibirán la pena que merecen”.

Luego de dar a conocer esas cifras Yildirim reiteró que la situación está “completamente bajo control”.

Además el Ministerio de Interior anunció la destitución de cinco generales y 29 coroneles.

Entre los militares detenidos se hallan los generales Adem Huduti, comandante del Segundo Ejército de Turquía, que controla la lucha contra la guerrilla kurda en el sureste del país, y Erdal Öztürk, comandante del Tercer Ejército, estacionado en Anatolia Oriental.

El gobierno inició una purga en el sistema judicial por sospechas de vínculos con el clérigo musulmán, Fethullah Gülen (enemigo político del mandatario y quien se encuentra radicado en Estados Unidos), al remover de sus cargos y detener a dos mil 745 fiscales y jueces, incluyendo funcionarios de la Judicatura y la Junta Superior de Jueces y Fiscales. Además, el Ministerio de Justicia destituyó a 5 de sus 22 miembros.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió a Estados Unidos la extradición de Gülen, quien negó toda implicación en el intento de golpe de Estado.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, dijo que su homólogo griego, Nikos Kotzias, se comprometió a extraditar “pronto” a los ocho soldados que supuestamente participaron en la insurrección y que huyeron a Grecia en helicóptero.

La tarde de ayer comenzó en el Parlamento una sesión especial en la que el premier turco describió la jornada de ayer como “una fiesta de la democracia”, resaltando que la población se había opuesto a los golpistas.

Protestan en Alemania contra insurrección

Miles de personas de la importante comunidad turca establecida en Alemania, se manifestaron pacíficamente el viernes por la noche en varias ciudades del país contra el intento de golpe de Estado en Turquía, informó la policía.

En Essen, unas cinco mil personas se congregaron frente al consulado general de Turquía, y en Berlín unas dos mil personas lo hicieron delante de la embajada.

Otras manifestaciones parecidas se organizaron en varias ciudades alemanas: en Hamburgo, mil 500 personas se congregaron delante del consulado, mil 800 en Karlsruhe y 600 en Stuttgart, según la prensa local.

En Alemania viven cerca de tres millones de personas de origen turco, una de las diásporas más importantes del mundo.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, condenó “de la manera más firme” el intento de golpe de Estado contra el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pero llamó a este último a juzgar a los golpistas respetando las reglas de un “Estado de derecho”.

En Austria, donde viven unos 300 mil turcos, unas cuatro mil personas se reunieron ante la embajada de Turquía en Viena.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.