Por virus de ébola

Elevan países niveles de seguridad
Teresa Romero
Teresa Romero, la enfermera española contagiada con ébola, está internada en el Hospital Carlos III, de Madrid.

Madrid.— La enfermera española infectada con ébola estaba mejor ayer, mientras numerosos países reforzaron sus controles para prevenir todo contagio de la epidemia de fiebre hemorrágica que superó las 4,000 víctimas en el mundo, según la OMS.

En Madrid, otras tres personas ingresaron el viernes, por precaución, en el hospital donde Teresa Romero, una enfermera de 44 años, lucha contra el virus. “Su estado ha mejorado”, dijo una fuente médica que quiere guardar el anonimato. “Está consciente, habla y, de vez en cuando, está de buen humor”, añadió.

El viernes se le administró una dosis del medicamento experimental Zmapp, según la misma fuente. Este tratamiento, desarrollado por una compañía californiana, es uno de los que se han usado para intentar detener la epidemia.

Romero es la primera persona en contraer el virus fuera de África, probablemente al cuidar a un misionero español repatriado a Madrid y muerto por ébola. Ninguna de las demás 16 personas en observación presenta síntomas hasta ahora.

Desde Reino Unido a Nicaragua, los Estados anuncian uno tras otro el refuerzo de sus controles en la frontera para los viajeros procedentes de los países más afectados por la epidemia: Guinea, Liberia y Sierra Leona.

El aeropuerto internacional JFK, de Nueva York, reforzó el control de los pasajeros procedentes de tres países de África occidental afectados por la epidemia del ébola.

Al llegar al aeropuerto, los pasajeros procedentes de Liberia, Sierra Leona y Guinea son llevados a una zona específica para ser examinados y, “en caso de fiebre, otros síntomas o exposición a ébola” serán orientados hacia los Centros  de Control y Prevención de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para realizarse un examen clínico, informó ante la prensa Gil Kerlikowskie, jefe de Customs and Border Protection (CBP).

Reino Unido realizó ayer un ejercicio con centenares de personas, incluidos ministros, para poner a prueba la capacidad del país para afrontar un caso de ébola en su territorio.

En Liberia, el Parlamento rechazó la decisión de la presidenta, Ellen Johnson Sirleaf, de aplazar las elecciones senatoriales por el virus, así como su petición de plenos poderes.

Según resultados de un análisis de laboratorio realizado en Alemania, el británico que murió el jueves en un hospital de
Skopje con presuntos síntomas del virus de ébola, no tenía la enfermedad, indicó la portavoz del ministerio de Salud macedonio.

El primer caso de contagio fuera de África dio una dimensión mundial al miedo: falsas alarmas, rumores y hospitalizaciones preventivas se multiplicaron en los últimos días.

El gobierno español intenta calmar al personal sanitario, inquieto por la falta de medios y de formación frente a una enfermedad poco conocida. Una manifestación sindical estaba prevista para ayer en Madrid. “No faltarán recursos ni financiamiento para atender a todos los pacientes”, aseguró la ministra de Salud, Ana Mato.

En Mali se están llevando a cabo ensayos clínicos de una vacuna contra el ébola en el centro de desarrollo de vacunas de Bamako. Dicha vacuna se está ensayando también en Estados Unidos y Reino Unido.

De momento, no existe ninguna vacuna ni tratamiento homologado contra el virus.

Rusia podría suministrar tres vacunas contra el virus del ébola de aquí a seis meses, aseguró la ministra rusa de Salud, Veronika Skvortsova.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments