La compañía más afectada fue la estatal Petrobras

Tira los mercados el triunfo de Dilma
Dilma Roussef
Reelegida Rousseff ahora enfrenta entre sus mayores desafíos una economía estancada y un Congreso fragmentado.

Sao Paulo.–  Los mercados brasileños, que reclaman cambios en la política económica, cerraron ayer en fuerte baja, decepcionados por la ajustada reelección de la presidenta Dilma Rousseff.

La bolsa de Sao Paulo cayó 2.77% , a 50,503 puntos, aunque había llegado a desplomarse 6% minutos después de la apertura. El real cayó 2.58% al cierre, cotizado a 2.52 unidades por dólar, su menor valor desde 2005, tras desplomarse casi 4% al inicio del día.

En la bolsa, las acciones de la gigante petrolera Petrobras cayeron 11.35% al cierre, la mayor caída en un día en casi seis años. El mercado rechaza la injerencia del gobierno en la estatal petrolera y su política de subsidio del combustible. Petrobras es además blanco de denuncias de millonarios desvíos de dinero que habrían beneficiado al gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y a legisladores aliados.

El mercado reaccionó al resultado de las elecciones. Una parte ya lo había anticipado la semana pasada (cuando la bolsa se contrajo 6.7%), después de que Rousseff avanzara en las encuestas”, dijo a André Leite, analista de TAG Investimentos.

“Hubo algunos rumores de posibles candidatos a ministro de Hacienda: eso dio una tregua”, explicó. “Si el próximo ministro es una persona más ortodoxa, al mercado le gustará, si no puede empeorar”, añadió.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments