Condena la justicia china a ex alto funcionario del régimen

15 años de cárcel por corrupto
Ji Jiangye
Ji Jiangye, ex alcalde de la antigua capital china de Nankín, es sentenciado a 15 años de cárcel tras ser declarado culpable de prácticas corruptas.

Shanghai.- Ji Jiangye, que durante el último lustro fue el alcalde de la antigua capital china de Nankín, en la provincia oriental de Jiangsu, fue condenado a 15 años de prisión tras ser declarado culpable de prácticas corruptas, incluido aceptar sobornos, informa la prensa china.

Ji, que era conocido en Jiangsu como el «alcalde de la excavadora» por su propensión a demoler amplias superficies de las ciudades que estuvieron bajo su control para hacer sitio a la construcción de nuevos proyectos, aceptó sobornos por valor de 11.3 millones de yuanes (1.6 millones de euros, 1.8 millones de dólares), según la sentencia.

El funcionario, de 58 años, fue juzgado por un tribunal de la ciudad oriental de Yantai, en la vecina provincia de Shandong, como es habitual en China para evitar posibles interferencias de su círculo de influencia local en el proceso, y fue condenado por los cargos de aceptación de sobornos y abuso de poder.

Ji es uno de los acusados por corrupción de más alto nivel desde que el presidente Xi Jinping encabeza el propio PCCh.

La cifra de los sobornos recibidos es el total que aceptó tanto como alcalde de Nankín como de secretario general del Partido Comunista de China (PCCh) de la ciudad de Yangzhou (la máxima posición de poder político local), también en Jiangsu, entre 1999 y 2012.

Ji, que se declaró culpable de los cargos y no apelará la sentencia, había sido investigado por conceder favores, incluidos en la adjudicación de contratos, a siete empresas locales, según reveló hace meses la agencia oficial Xinhua.

El que fue número dos de la política en la capital provincial de Jiangsu, una ciudad ubicada a 300 kilómetros al norte de Shanghai, y que fue la capital del país en distintas épocas históricas, la más reciente entre 1927 y 1937, fue apartado del poder cuando empezó a ser investigado, en 2013.

Dado que la alcaldía de una capital de provincia como Nankín (a cuyo frente sólo hay un puesto político de mayor nivel, el de secretario general del PCCh local) equivale a un rango de viceministro, Ji es uno de los acusados por corrupción de más alto nivel desde que el presidente Xi Jinping encabeza el propio PCCh.

En estos últimos dos años, Xi ha lanzado una campaña anticorrupción contra «tigres y moscas» de toda la escala jerárquica del Partido y el Gobierno, y en sus instituciones, empresas estatales y organismos nacionales y locales.

En el caso de Ji, se trata de un funcionario que hizo toda su carrera política ascendiendo dentro del aparato del PCCh en la provincia de Jiangsu, una de las más desarrolladas e industrializadas del país, y uno de sus mayores polos de atracción de inversión extranjera.

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments