Es mejor estar tras los barrotes que convivir con la madre política

Prefirió volver a la cárcel que vivir con su suegra

Argentina.- Todo comenzó cuando Nelson Miguel Amaya fue detenido el pasado 26 de febrero, al ser acusado del asesinato de su cuñado, Cristian Montesino. Tras una disputa familiar, Amaya atacó a Montesino con un cuchillo arrancándole la vida.

Amaya fue llevado a una audiencia, y tras demostrarse que no tenía antecendentes penales, la jueza Ana Servent decidió otorgarle el arresto domiciliario hasta que se determinara la fecha del juicio.

Debido a que la esposa de Montesino (hermana de Amaya), declaró que el presunto asesino vivía a metros de su casa y tenía miedo de tenerlo tan cerca, se dispuso que Nélson se quedara en casa de su suegra, donde permaneció 10 días.

Tras ese lapso de tiempo, un día Amaya violó el beneficio que le había otorgado la jueza por ser una persona sin antecedentes penales y decidió aparecerse en la policía con una insólita propuesta: que lo esposaran y fuera llevado a la alcaldía.

“Prefiero estar en la cárcel. Quiero que me trasladen”, dijo Amaya, quien declaró que prefiere estar tras las rejas que vivir con la suegra.

Desde luego que su petición no duró mucho y a pesar de la oposición de su hermana, el sospechoso fue llevado a su hogar donde no podrá asomar ni la nariz por un buen rato.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments