Pero no era la novia sino la amante del contrayente

Llegó de blanco y embarazada a la boda
boda
La amante se pone como loca y ataca a la novia, algunos invitados y por supuesto al novio quien no puede con la cara de vergüenza.

China.-La escena es digna de una telenovela de Thalía, aunque sería más bien la versión china: una mujer fúrica, embarazada y vestida de blanco llega a reclamar el lugar que considera suyo en la boda que se está celebrando en la ciudad china de Shénzhen, donde por cierto, ¡ya hay una novia a punto de dar el sí!

La mujer del escándalo es la amante del novio y desata su cólera con golpes e insultos a la novia oficial; el infiel sólo atina a intentar calmar a la «inoportuna», aunque por supuesto, sin mucho éxito.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments