Le prohiben comprar un iPad … por no hablar inglés