Guardaba un extraterrestre… en el congelador