Produce 40 tipos de fruta; lo llaman "Frankenstein".

Crean árbol de tutti frutti

Un docente creó al «Frankenstein», un árbol capaz de producir una gran variedad fruta

Siracusa, Estados Unidos .- Lo llamaron «Frankenstein», pero la realidad es que es hermoso. El árbol no sólo produce 40 diferentes tipos de fruta, sino que además es enorme y tiene hojas rosas, lilas y verdes. ¿Ya qué más? Las fotos han causado sensación en redes sociales.

Fue desarrollado (sí, no es natural) por Sam Van Aken, profesor de Artes Visuales de la Universidad de Siracusa, en Estados Unidos, donde se reunieron un equipo de biólogos y agricultores que se las ingeniaron para que, con injertos, «Frankenstein» fuera el árbol más sorprendente del mundo.

El árbol da frutas con mayor valor nutricional

La idea surgió luego de que el docente se preocupara por de la malnutrición de las sociedades y del peligro de extinción de algunas especies frutales, así que creó una iniciativa para plantar árboles productores de 40 tipos de fruta a lo largo de todo el año: rescató el patrimonio de la huerta de la Estación de Agricultura Experimental de Nueva York antes de que el predio fuese destruido.

«Las frutas que consumimos en la actualidad están repletas de azúcar, tienen un valor nutricional muy pobre y es muy difícil transportarlas por todo el país» dijo Sam Van Aken.

Después, cultivó una huerta en Governor’s Island, frente a la Estatua de la Libertad con varios árboles «Frankenstein» que además cambian su aroma con el transcurso del tiempo gracias a sus distintas floraciones. Esto, gracias a que los expertos injertaron 20 especies en plantas «hueso» que se sujetan de un tronco o ramas.

«Lo concibo como una obra de arte»

La primera etapa de preparación combina unas 20 variedades de fruta y, tras una poda inicial, se agrega otra cantidad similar. Así, Sam Van Aken ya ha logrado producir un pequeño número de árboles «Frankenstein» que han sido plantados en museos de arte, campus de distintas universidades y espacios de Arkansas, Kentucky, Maine, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York y Pensilvania.

«Lo concibo como una obra de arte, un proyecto de investigación y una forma de conservación. Es escultura a través de injertos», define el docente, quien para alcanzar su objetivo, trabajó con más de 250 especies diferentes.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments