Su obra literaria refleja una etapa crucial en el México contemporáneo.

Recordando a Nellie Campobello

La Paz, Baja California Sur.- Francisca Ernestina Moya Luna, conocida como Nellie Campobello (1900-1986), fue una escritora, bailarina, coreógrafa, docente y poeta que transformó la cultura del país con sus aportaciones a la literatura y la danza.

A 34 años de su deceso (9 de julio de 1986), la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura (CNL), recuerdan a esta figura imprescindible del arte mexicano.

“Nellie Campobello es un icono de la mujer rebelde, quien diseñó para ella y el mundo un discurso propio sobre sí misma y sobre la época que le tocó vivir”, comenta en entrevista la narradora y docente Patricia Camacho Quintos.

En el marco de la campaña “Contigo en la distancia”, la poeta señala que Nellie Campobello forma parte del nacionalismo en la danza mexicana, en la que dejó impregnada su postura de mujer empoderada. Poder que nadie le obsequió. “Su libertad de derroteros, de lenguaje y de estilo de vida nadie se la otorgó (como ninguna libertad se otorga), sino que ella la fraguó. En la literatura lanzó su voz personalísima e íntima en sus relatos y poemas acerca de la Revolución, de sus emociones personales, de la danza, de la figura materna y del México revolucionario y posrevolucionario”.

Luego de vivir una infancia marcada por los inicios de la Revolución Mexicana al norte del país, las hermanas Nellie y Gloria Campobello se asentaron en la Ciudad de México y fundaron lo que a la postre sería la Escuela Nacional de Danza.

Su carrera artística, el empeño y el trabajo literario de Nellie Campobello durante el siglo XX la cimentaron como una auténtica pionera en la danza y en la literatura, ámbitos en los que consiguió que su talento, ideas y propuestas fueran escuchadas en una época en la cual las mujeres tenían poca participación en la vida pública.

En 1937, la trayectoria y experiencia de Nellie Campobello le permitieron convertirse en la directora de la Escuela de Danza en la que logró consolidar su proyecto artístico y constituirse en una verdadera plataforma para la formación de bailarinas y bailarines profesionales.

Un año después, en 1938, la institución educativa cambió su nombre a Escuela Nacional de Danza. Actualmente es conocida como la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello, nombre otorgado en honor a la autora, quien fue directora de la institución por más de 40 años, y a su hermana.

Para la escritora, docente y directora general del Instituto Cultural del Estado de Durango (ICED), Socorro Soto Alanís, Nellie Campobello es una de las plumas más representativas de la literatura y la danza en México, al plasmar en su obra el horror y la violencia que vivió durante la Revolución. “Es una obra original y de avanzada. Su narrativa es inédita y refleja una etapa crucial en el México contemporáneo”, asegura.

“Es precursora de la búsqueda de la identidad mexicana, tal vez sin proponérselo. Ella hizo lo que quiso y lo que le interesaba. Así participó de manera decidida en la creación de dicha identidad que encuentra un amplio desarrollo en el México de principios del siglo pasado. Sus propuestas y creaciones son de vital importancia hasta la fecha”, confirma Soto Alanís.

Pertenecen a su autoría títulos como Cartucho (1931), Las manos de mamá (1937), ¡Yo! Por Francisca (1929), Apuntes sobre la vida militar de Francisco Villa (1940), Tres poemas (1957) y Ritmos indígenas de México (1940), coescrito con su hermana Gloria Campobello.

En reconocimiento a sus aportaciones literarias, el Premio Bellas Artes de Cuento Hispanoamericano Nellie Campobello surgió en 2018 como un esfuerzo entre la Secretaría de Cultura, a través del INBAL, y el gobierno de Durango, por medio del Instituto de Cultura del estado y el Congreso local.

Nellie Campobello nació en Villa Ocampo, Durango, el 7 de noviembre de 1900 y murió en Progreso de Obregón, Hidalgo, el 9 de julio de 1986. Fue bailarina, coreógrafa e investigadora de danzas autóctonas; creadora del Ballet de la Ciudad de México y directora de la Escuela Nacional de Danza. Su obra literaria retrató pasajes de la Revolución Mexicana.

¡Comparte!

* * *