Salgamos a votar con alegría este 6 de junio.

Vota por quien te dé la gana

Con harta frecuencia por estos días la pregunta más recurrente es ¿Por quién vas a votar? El cuestionamiento salta en reuniones de amigos y familiares, conversaciones casuales, y en las 15 o 20 veces que suena mi teléfono particular, que suponía yo era privado, en que las encuestadoras llaman a mi domicilio para que les diga mis preferencias electorales.

Yo, en un acto de pura maldad, lo reconozco, cada vez que me llaman para una encuesta de opinión, cambio mis respuestas, por el mero gusto de demostrar que tales recursos de mercadotecnia política son tan inciertos que a los ingenuos que deciden su voto basado en estos artilugios de adivino de feria, les iría mejor al tomar su decisión consultando el horóscopo.

En mi casa, porque por ahí comienza la cosa, cada uno es libre de votar como mejor le parezca, me cuido mucho de no interferir con ese sacro santo derecho que es el asumir que una persona mayor de edad puede tomar sus propias decisiones políticas y no ser víctima de la burla, la humillación o el escarnio por ello.

En estos tiempos oscuros en que el reino del resentimiento social, la sed de venganza y los rencores acumulados se ha instalado, parece ser que votar por alguien que no sea nuestro candidato preferido es una ofensa pública que amerita el ludibrio colectivo.

Pues les digo. mis muy pocos amigos que leen estas líneas, que votar libremente es una de las mayores ventajas de una sociedad civilizada.

Y por más aborrecible que nos resulte un partido o candidato, habrá de venir a gobernarnos quien la mayoría de la población decida. Y será culpa de nuestro candidato favorito si pierde, por su incapacidad de convencer o de actuar durante la elección.

Una vez resuelto el asunto electoral solo nos quedará cerrar filas en torno a los que resulten ganadores y aportar nuestros mejores talentos y recursos para que tengan éxito en su gestión administrativa, a veces hasta en contra de su voluntad, porque finalmente las malas decisiones de los gobernantes las acabaremos sufriendo como siempre, los ciudadanos. Tal como vemos que está pasando en la actualidad con los que hoy nos gobiernan.

Salgamos a votar con alegría este 6 de junio, y hagámoslo por quienes resulten a nuestros ojos los mejores candidatos.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments