Precisamente el viernes 13 mi colaboración se refirió a parte de la historia de la verdadera izquierda en la entidad.

Precisamente el viernes 13 mi colaboración se refirió a parte de la  historia de la verdadera izquierda en la entidad. Ese día en el congreso del estado se perfiló con meridiana claridad mi tesis sobre el remedo de izquierda “que milita en la entidad”. El viernes 13 escribí: “Los dirigentes de la “izquierda de hoy” abrevaron en la escuela corrupta de Leonel, Narciso, Porras, Víctor Guluarte, Víctor -Puchas- Castro y Rosa Delia Cota Montaño”. Luego apunto que es muy difícil participar en la izquierda ya que de inmediato aparecerán esos personajes más Erasmo Castañeda, Omar Castro y muchos más de la escuela del Puchas y que hoy –todos- se forman para ver qué les toca en el festín de los  miserables”. Y como premonición a mi tesis ese viernes diez diputados votaron a favor de la reforma energética y los “partidos de izquierda” representados por: Leonel Cota, Erasmo Castañeda, Rosa Delia Cota, Fco. Obregón y Alfredo Porras, arremetieron ferozmente secundados por sus correligionarios, que abrevaron durante doce años en la escuela corrupta y cínica de Leonel Cota Montaño, Narciso Agúndez Montaño, Rosa Delia Cota Montaño, Alfredo Porras Domínguez, Víctor Guluarte y Víctor Manuel –Puchas- Castro. Estos personajes hicieron añicos la vieja izquierda que luchó por más de 30 años sin traicionar ideología, verticalidad, honestidad y principios. Hicieron añicos la confianza que el pueblo tenía en los viejos militantes que jamás traicionaron  ni  se vendieron como hoy sucede en la lucha política.

Los que ayer tomaron al estado como un botín de su rapiña y corrupción, el viernes 13,como verdaderos defensores de la dignidad, la ideología, el decoro y la defensa por las causas nobles del pueblo gritaban consignas contra los diputados a los que llamaron “corruptos, vende patrias, traidores y entreguistas”. Se ha perdido la soberanía nacional, “reflexionaban en sentida angustia”. En los doce años de perredismo en los que Leonel, Narciso y Armando Díaz llevaron a la ruina las finanzas estatales, y Porras, Víctor Guluarte, Uzcanga, Rosa Delia Cota, Víctor Castro, Yuan Yee y Che Murillo, dejaron hechos tiras los cinco municipios, el viernes 13, esos que dejaron al estado en ruinas, que pisotearon dignidad y decoro sin tener el mínimo respeto por la familia sudpeninsular, se autoproclamaron defensores de la sociedad.  La escuela de Leonel fue la que se manifestó en la sala de sesiones; es la escuela corrupta y cínica; es la que vendió nuestra entidad y es la escuela traidora al pueblo y entreguista del decoro y dignidad de los sudcalifornianos. Durante doce años la sociedad vivió atemorizada por la represalia y venganza de “los gobernantes”. ¿Cómo es posible que los que en doce años fueron una horda de rateros, cínicos y corruptos, ahora –como acto mágico- se hayan redimido y sean ciudadanos honestos y luchadores por un pueblo que pisotearon? Ese es el estigma de la lucha en nuestra entidad; esa es la suciedad en la que se embarran los que participaron el viernes porque seguramente que en la sala había algunas voces y acciones de ciudadanos que no gozaron de las mieles de esa docena trágica, pero participar en un acto donde están los que nombré, es aceptar y ser cómplice de una historia negra de la entidad. Los que conserven decoro y dignidad por ninguna razón deben participar en actos donde esté la escuela de Leonel. Los salvables de la lucha social actual, deberán abrazar la tarea de unificar la lucha con honestidad y decoro para recuperar la confianza de un pueblo muy lastimado… con actos como el del viernes 13, corruptos y honestos salen salpicados. Los corruptos ni lo sienten. Mi correo: raudel_tartaro2@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: felicito a los cinco diputados que votaron contra la reforma energética, en especial al compañero Luis Martín Pérez Murrieta, que siendo  diputado del PAN fue congruente con el sentir popular. Y es que no se puede estar a favor de las reformas porque la historia que las precede es tan negra como la actuación de “los líderes de la izquierda”, que se manifestó en la famosa sesión donde diez votaron a favor. Cuando la vieja izquierda se empezó a desdibujar les dije a mis compañeros: hay que afiliarnos al PRD porque aunque tenga muchos huecos por los que hace agua… es lo único salvable hasta ahorita. La vieja izquierda no se afilió. Hoy el único barco que se mantiene –con mil huecos- es MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional) Los jóvenes y adultos luchadores deben afiliarse para cerrar el paso a los corruptos que por doce años tomaron al estado como botín. Alea Jacta Est. 18-12-13

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments