Lana fresca a cambio de las propiedades de la República.

Transas Valenzuela contra el Patrimonio Federal

Los políticos de la 4T parecen tener el mismo empeño que los de la 2T: Vender. Lana fresca a cambio de las propiedades de la República. Les vale madres que sea delito equiparable a traición a la patria, pasándose por el Arco del Triunfo lo que dice la Constitución. Ahora el “presunto” ratero (hay que ponerles presunto para que no se ofendan) es el alcalde de Comondú, José Walter Valenzuela, que quiere vender trozos de las islas de Bahía Magdalena para chingarse el dinero.

 Ahí empezó sus tropelías Marcos Covarrubias, tío y pastor de Pancho Pelayo, rumiante que quiere ser ahora gobernador. Cuando Marcos Covarrubias era perredista y le daba las nalgas a Narciso, le firmó una carta de residencia al prestanombre del “Ingeniero”, Luis Raymundo Cano. Ya se estaban agandallando la isla, pero les salió mal. Y es que en esos tiempos en el PAN había todavía gente decente, antes de cambiar de sexo o sepa usted que, y convertirse, en su boda con el PRI y el PRD, en parte del Tumor (Todos Unidos contra Morena).

¡Ah! Y EL PENINSULAR era el ÚNICO medio que no comía en las oficinas de Alcántar, el asesinado cómplice que Narciso Agúndez mantenía en Comunicación Social, maiceando a los medios “independientes”.

Luis Coppola, desde el Senado, les paró los pies. Subió una moción, Peninsular hizo un escándalo, y Narciso se quedó sin isla.

Meses después del ebrio Calderón, en una de sus borracheras, le dio entrada a los Covarrubias al PAN. Luis Coppola, como era y es gente decente, renunció al partido que Felipe Calderón, el amigo de Narciso, convirtió en parte del PRD. Nunca se sabe para quién trabajas.

Ahora Walter Valenzuela se quiere chingar de nuevo las islas. Ahora será más divertido, ahora lo vamos a llevar a los tribunales y a las mañaneras.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments