Hace unos días escribí que ya nada nos puede sorprender

“Recuperar las canicas perdidas”

“Disculpas por dividir la izquierda”

Hace unos días escribí que ya nada nos puede sorprender por el mundo fantástico en que viven los cínicos y corruptos que en mala hora gobernaron la entidad durante los doce años trágicos coronados por la rapiña que caminó por los bolsillos del simple chofer que cambalachó vales de gasolina, el mandadero que se quedó con cinco kilos de carne, hasta los altos funcionarios que vendieron jugosas influencias, transaron terrenos, playas, ranchos, cuentas bancarias y una etcétera larguísima. Ya nada nos puede sorprender del mundo que inventan con declaraciones paranoicas: publicitaron una fiesta en la que partieron el pastel de XV años de la izquierda sudcaliforniana. Entiendo que cuentan los seis años de Leonel, los seis de Narciso y los tres de Antonio Agúndez. Dentro de esos quince años están los gobiernos municipales de Alfredo Porras, Víctor Guluarte, Víctor Castro, Rosa Delia Cota y los tres actuales de Antonio Agúndez y los que gobernaron en Comondú, Loreto y Mulegé. Salvando al Puchas, que militó en la izquierda y se vendió a la corrupción y el cinismo, todos los demás nunca han sido de izquierda, nunca fueron luchadores sociales y son inmorales y corruptos. En esa “fiesta de quince años” revivieron “el sabor dulce” que degustaron en su mandato infernal. Descartando –por ahora, ya que no fue a la fiesta- la locura de Leonel cuando dijo que “la izquierda volvería a gobernar”, Rosa Delia Cota Montaño, que fue alcaldesa de La Paz, señaló: “hay que trabajar para recuperar las canicas perdidas”. Hasta hoy “aprendo” que los miles de millones de pesos que sirvieron y sirven de colchón a los hampones de la fiesta de quince años, ahora se llaman canicas perdidas. La “izquierda que gobernó” quiere venir por más corrupción, cinismo, venganza, invasiones, venta de tierras, playas, cerros, ranchos, cerros de la calavera, mogotes, caimancitos, llanos del gallito, bahía magdalena, canales y manglares, posesiones y cartas de residencia apócrifas, nuevas notarías y jueces y magistrados corruptos, diputados más ciegos y sordos que los de ahora, partidos políticos “patito”, intelectualoides y políticos merolicos, delegaciones federales y todo el entramado institucional como simples títeres de esa “izquierda” que volverá a gobernar y que viene por las canicas perdidas. Solamente un grupo –como el que festejó los quince años- enfermo de poder, paranoico y esquizofrénico, se atreve a “partir un pastel” para festejar sus quince años de lucha izquierdista cuando fueron todo lo contrario: pisotearon al pueblo, robaron a manos llenas y su ejercicio fue de antidemocracia y corrupción. Y la lucha de izquierda en nada se parece a los quince años que comento. Solamente ellos, enfermos y esquizofrénicos, inventan un mundo que solamente vive en sus mentes  desquiciadas. Y para rematar esa fiesta – como el payaso que entró y mató a un ciudadano ¡y en Los Cabos!, Alfredo Porras Domínguez, también exalcalde de la capital, con su  carita de perro buldog triste, dijo: “Les pido disculpas porque en el pasado dividimos la izquierda”. La esencia de la lucha política de izquierda pervive y es una entidad unida universalmente. Porras y ninguno de ellos tiene la estatura moral para pedir disculpas ¡de nada! porque el verdadero pueblo nunca debe perdonar los doce años nefastos en que por desgracia usaron el poder para enriquecerse al amparo de la bondad popular. Ningún partido político nacional: el PRD, el PT y Movimiento Ciudadano, son partidos de izquierda. Afortunadamente el pueblo ya aprendió a identificarlos. Esto no quiere decir que en la próxima elección no obtengan votos: allí están las despensas, los ofrecimientos, la pobreza y la miseria que ellos cambian por votos, y el PRI y el PAN también. El círculo vicioso se vuelve torbellino: el gobierno mantiene la pobreza y la miseria para que vivan los vivales y la institución misma. Junto con la ignorancia dan votos a los criminales de la sociedad. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Los ciudadanos honestos deberán utilizar todos los escenarios posibles para luchar, cada quien en su trinchera, contra los malos sudcalifornianos que pretenden, como los de la fiesta de quince años, lanzarse en la próxima contienda electoral como candidatos a los diferentes espacios de elección popular. Cierto que los quince años beneficiaron y benefician a miles de inmorales y hampones… pero los ciudadanos ecuánimes y democráticos somos la inmensa mayoría y debemos luchar para que ninguno llegue. Si ya de  por sí no nos la acabamos con los actuales gobernantes, ¿qué sería de la entidad si los hampones de cuatro suelas vuelven por “sus canicas” y unifican a los bandidos que andan fuera del presupuesto? Imagínate caro lector una entidad dirigida por: Leonel, Toni y Narciso Agúndez, el Puchas, Uzcanga, Luis Armando, el Guille, Rosa Delia, Porras, Víctor Guluarte…etc. ¡Dios nos agarre confesados! Alea Jacta Est. 14-02-14

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments