Prisma mulegino

Felipe Zúñiga Meza 

El Ángel caído
Mosaico Político

   “Para un Ángel que también cayó de la gracia”

Santa Rosalía, BCS.- Hasta hace unos días, Roberto Avilés Rocha siempre había corrido con suerte. Desde principios de la década de los ochentas, cuando “El Roby” Avilés y un grupo de jóvenes profesionistas habían regresado a su natal Guerrero Negro, BCS, la suerte siempre le acompañó. Aun cuando el joven Arquitecto recién egresado de la Universidad Autónoma de Guadalajara, cayó de la gracia del entonces omnipotente gerente de Exportadora de Sal (ESSA), Juan Bremer, para “El Roby”, siguió la suerte de su lado. Un Gilberto Flores Yee inexperto en la administración pública lo rescató de seguir en la desgracia y, lo hizo, por primera vez, Director General de Obras Publicas en el Municipio de Mulegé.

Así llegó Roberto Avilés Rocha al servicio público, con una mano adelante y la otra atrás. Fiel a sus ambiciones, el joven arquitecto después de haber hecho de las suyas en las obras que le había confiado el poderoso Gerente de ESSA, no tardó mucho en prosperar. Para cuando Gilberto Flores Yee dejó la presidencia municipal, “El Roby” ya se había convertido en un prospero empresario de la construcción.

Contaba con dinero, relaciones y maquinaria para reiniciar lo que en su pueblo se truncó.

Pero la suerte seguía de su lado. El veto de José Manuel Rojas Aguilar a quien lo sustituiría como Director General de Obras Públicas del Municipio de Mulegé, lo benefició y sumó seis años en el puesto. En ese trienio, “El Roby” Avilés, paradójicamente, construyó el actual edificio del PRI en Mulegé,  cuando Rojas Aguilar entregó el poder al PAN. El aun joven arquitecto  y sus aliados que dieron origen al grupo de los “argentinos”, simularon el apoyo al candidato del PRI, Marco Antonio Núñez Rosas, cuando éste perdió la presidencia municipal de Mulegé con el panista Enrique Rigoberto Garayzar Asiain.

Así daba inicio a su fructífera y larga carrera de “Chapulín”.

La mano de su hermano Antonio y la traición del grupo de los “argentinos” al PRI de Mulegé, catapultó al “Roby” a un puesto de primera línea en el Leonelato. La suerte le seguía sonriendo y la diosa fortuna, de nuevo, no lo dejaban de la mano. Esta díada –suerte y fortuna-, lo habrían de acompañar también en el trágico sexenio de Narciso Agúndez, donde su riqueza la multiplicó.

Ya con la experiencia de haber apuñalado por la espalda al PRI, hizo lo mismo con el PRD. Eso lo llevó a tocar las puertas del cielo de la política estatal.

Sin renunciar a su posición en el gobierno perredista, sino hasta el último momento, le dio su apoyo ($) a Marcos Covarrubias Villaseñor, quien había brincado del PRD al PAN para convertirse en candidato a la gubernatura de BCS, con todo el potencial popular para ganar la elección. “El Roby”  lo previó  y no dudo en apoyar –ciegamente- a quien a la postre se convertiría en su Némesis.

Hoy, aunque su fortuna sigue “in crescendo”, la suerte lo ha abandonado. Roberto Avilés Rocha cayó de la gracia de quien dirige los destinos de BCS. Hay quienes aseguran que los motivos de Marcos Covarrubias para separarlo de la súper Secretaría de Planeación Urbana, Infraestructura y Ecología, fueron los mismos motivos que tuvo Juan Bremer para, prácticamente,  desterrarlo de su natal Guerrero Negro.

Mosaico Político

En Mulegé la opinión es ya generalizada… Todos coinciden que Guillermo Santillán Meza no puede con el “paquete” de gobernar Mulegé… Todos coinciden que debe renunciar… Es lo mejor para él, para su salud y para el pueblo de Mulegé… “El Guiile”, dicen, llegó muy inmaduro a una responsabilidad que requiere precisamente eso, madurez… Pero también requiere de sapiencia y humildad… Y todos en Mulegé coinciden que el joven edil mulegino adolece de esas virtudes… Y es que Santillán no enfrenta los problemas, al contrario, les rehúye, los deja para otro día y eso no funciona en el servicio público… Hoy la “Bola de Nieve” que dio titulo a un artículo de Prisma Mulegino, lo ha engullido…Mulegé está hundido en el rezago económico y social… El Ayuntamiento está prácticamente en bancarrota… Al ritmo que administran y viven sus principales aliados –que no sus colaboradores-, no hay deuda que se pague ni pueblo que los aguante…  El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él. Proverbio chino