Desde el PRI

RBA

Pasó la prueba la estructura territorial de Barroso, ante un escenario desbordado de ánimos con un sinnúmero de gente provenientes de todo el estado. Y ante el augurio de fracaso que le apostaban sus contendientes internos políticos, superó la expectativa la estructura política de Ricardo Barroso en cuanto a lo territorial.

Se vio un PRI alegre, un PRI  de fiesta, aun cuando la instrucción por parte del Comité Directivo Estatal, las estructuras croquistas encabezadas por Isaías González Cuevas y la apatía de los operadores de Estela, procuraron minimizar el evento. Se demostró que la esperanza del priismo de recuperar Baja California Sur va más allá de los intereses individuales. Se vio un Barroso maduro, reconociendo la oportunidad que le está dando su partido, agradecido, al hacer mención específica de su líder Emilio Gamboa, y de todos sus compañeros senadores que vinieron de diferentes partes del país a arroparlo. No pudo pasar desapercibida la sonrisa del líder nacional del Partido Nueva Alianza, que de la mano una y otra vez le decía a Barroso: ahora sí, vamos a ganar. ¿Se habrán acomodado los astros? ¿Mateo Casillas y el SNTE ya habrán recibido la instrucción? Ahora veremos quienes se suben al tren de la victoria o, por intereses, fobias o vergüenzas políticas, deciden seguir trabajando en lo oscurito para ver como minimizan  este gran acto que nos recordó el PRI de los tiempos cuando gobernaba Baja California Sur; con banderolas, alegrías, y donde las familias se reencontraban y se abrazaban después de mucho tiempo de verlos.  Una clase política solidaria con sus ex gobernadores, ex senadores y ex presientes del partido, acuerpando un joven que con gran reconocimiento destacó el orgullo por su partido. También una militancia echada p’delante de jóvenes, donde respetuosamente aplaudían al unísono la unidad que prendió Estela Ponce.

 

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments