Para darle vuelta a la página electoral.

Operación cicatriz

Definidos los ganadores de estas elecciones en Baja California Sur, lo que conviene a este estado es iniciar rápidamente una operación cicatriz para darle vuelta a la página electoral y sumar a todos los actores y sectores de la sociedad en torno a un proyecto de recuperación económica ahora que se empieza a vislumbrar con mayor claridad el fin de la pandemia y el turismo apunta a una rápida recuperación.

A los que ganaron, nuestras felicitaciones y a quienes perdieron solo les resta aprender de las sabias lecciones que deja la derrota y esmerarse en trabajar mejor en el futuro, si pretenden seguir por el tortuoso e incierto camino de la política.

Nuestra ciudad tiene grandes rezagos que requerirán, para subsanarlos, de una participación decidida de la sociedad a través de sus organismos empresariales, cámaras profesionales, ONGs y demás instancias naturales en las que se aglutinan las mejores voluntades de la comunidad para contribuir al engrandecimiento de este importante destino turístico.

Víctor Manuel Castro Cosío, como gobernador electo, deberá ser diestro en el arte de conciliar intereses a veces contradictorios para equilibrar el desarrollo económico y reducir el rezago social que caracteriza a nuestra entidad, generando oportunidades para la construcción de vivienda social, infraestructura hidráulica, urbana y turística y aprovechar al máximo el apetito que tienen los inversionistas nacionales y extranjeros por poner a trabajar sus capitales adormilados por la pandemia y la crisis económica, en nuestras tierras.

A Oscar Leggs Castro, en su papel de presidente municipal de Los Cabos, le convendrá bastante dimensionar los grandes retos que le esperan tomando en cuenta que tres años de ejercicio en la alcaldía cabeña, le serán completamente insuficientes para poder emprender y concluir con éxito las obras y proyectos de gran calado que este pujante municipio demanda. Para ello qué mejor que convocar el concurso de los valiosos esfuerzos de miembros de la sociedad con una amplia experiencia y conocimiento en diferentes disciplinas que puedan sumar su inteligencia y habilidades al servicio público. En Los Cabos hay talento de sobra, solo hace falta tomarlo en cuenta.

Las expectativas que han generado los que hoy se han visto favorecidos con el voto popular son enormes y así es el tamaño de la responsabilidad que se han echado encima.

A partir de hoy, las promesas de campaña quedan atrás. Lo que viene es encontrar la forma de cumplirlas bien y a tiempo.

Tres años se pasan volando. Y en año y medio ya estarán listos los futuros aspirantes a quitarles la silla a los que esta vez la ganaron.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments