No me considero miembro del “cuarto poder”.

Mi tránsito como “escribidor”

No me considero periodista porque ninguna firma editorial me ha pagado por escribir; ningún particular o funcionario lo ha hecho. Nadie me ha contratado para hablar bien o mal de alguien. No me considero miembro del “cuarto poder”. Nunca he alabado al gobierno porque si lo hace bien, para eso le pagamos.

Dicho lo anterior:

Un compañero ingeniero un día me sugirió que fechara mis artículos; lo hice y los enumeré. Cuando publiqué el 500 señalé que ese número se me hizo mágico por haber llegado a esa cantidad. El mismo compañero me comentó que si qué sensación experimentaría cuando llegara a mil… hoy escribo ese número y lo siento como si hubiese roto el record de carreras producidas. Pensé que no llegaría porque de 500 a mil son muchos y ya soy más pasado que presente, máxime que he espaciado las colaboraciones… pero heme aquí aporreando el teclado de la compu.

En mi archivo encontré un Proletario fechado el once de mayo de 1969, en hojas tamaño oficio y caracteres de mimeógrafo. Para 1972 lo presentamos ya escrito como tabloide y salió cada dos meses o más hasta 1979. Cuántos se publicaron no sé, pero tengo una idea. Me vine a esta ciudad en 1981 y muy luego empecé a escribir en El Guaycura de Felipe Ojeda. Una colaboración cada semana o quincena. Desde entonces he incursionado en muchos medios de comunicación: El BCS de Rondero Savín, una colaboración diaria como por tres años. Tensión Sudcaliforniana del profesor Márquez, en este periódico llegué a escribir hasta la mitad de la publicación. (lo vendía en Cachanía). Tensión de Los Cabos, de Félix Mendoza. El Peninsular, de Salvador Estrada, desde 2008. Allí publiqué por varios años. En el Sur, de Rondero Savín, era semanario; terminó la selección del candidato del PRI, no fue Manlio Fabio Beltrones y el periódico dejó de circular. También escribí en Reportaje, de un compañero que ahora es abogado. En las revistas Compás, de Mario Santiago, y en Cambio, de Miguel Rubio. Con Mario Santiago escribí desde la fundación de la revista hasta un año antes de que dejara de circular. Colaboré poco tiempo como corresponsal de la revista ¡Por Esto! Publicación nacional del compañero Mario Menéndez Rodríguez, en la Ciudad de México.

Entré a la era digital y escribo en: Voces Cruzadas, Peninsular Digital, Nuevo Sur y en Bioética Cotidiana. Antes colaboraba unas tres veces por semana, luego más espaciado hasta hoy que lo hago cada cuatro o cinco días. Algunas veces aparecen mis colaboraciones en Debate por Yucatán, periódico de aquella península. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: di vida a dos periódicos: El Proletario, en Cachanía y, RumboCentro en esta ciudad.

Tengo 51 años escribiendo en periódicos. ¿Cuántos artículos habré escrito? No tengo idea. Pero lo que sí sé es que nunca me he avergonzado de lo que escribo. Manejaré mi tesis hasta que muera: Nadie me paga por escribir, soy romántico hasta para eso. Mi credo es la libertad y la democracia, siempre en contra de la corrupción y el oportunismo de los cínicos. (Se andan apuntando con Víctor Castro)

Cuando llevaba unas 800 colaboraciones enumeradas pensaba que no llegaría a mil. Me siento muy contento con mi ejercicio de “escribidor” en miles de colaboraciones; agradezco a los que me hacen el favor de publicarme y a los que me leen. Esta Era digital es asombrosa.

En una ocasión Juan Alberto Valdivia, diputado en aquel tiempo, le ordenó a uno de sus ayudantes a que me diera 4 vales de gasolina… le reclamé y que no me confundiera.

Podía ir cada semana por 4 vales… jamás volví a su cubículo.

¿Y por qué estaba en su oficina? Porque le fui a vender tres libros.

Alea jacta Est.- 05-08-21-

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
jose castro
jose castro
1 month ago

Entonces eres un zurdoso parasito que tanto daño hacen con sus retoricas…y aprovechandose de lis diversos resentimientos que tienen las petsonas en su momento…son oportunistas