La dolorosa realidad de mi pueblo.

Mi Sufrida Cachanía

Hago un paréntesis a “Centenaria Cachanía”, colaboraciones que estoy entregando sobre el recital que le dediqué, para abordar la dolorosa realidad de mi pueblo:

En verano hay mil apagones, en la misma temporada escasea al grado de la histeria colectiva la falta del servicio de agua; no hay barco que comunique a la costa de Sonora y Sinaloa; tampoco hay transportación aérea, no hay cines mucho menos teatros; los servicios de salud son de cuarta; los servicios públicos en general son altamente deficientes;  no hay farmacias de altos medicamentos; los cortes de energía eléctrica al ayuntamiento son constantes, los sueldos de los trabajadores se atrasan por más de cuatro quincenas; la minera metalúrgica Boleo tiene dos sindicatos y la Ley Federal del Trabajo no aplica para los trabajadores pobres y para colmo de males han padecido la galopante corrupción y autoridades incapaces al grado del cinismo y el importamadrismo; no hay fuentes de trabajo y su juventud no encuentra lugares de sano esparcimiento; trabajadoras domésticas, peones, albañiles, empleados de tiendas, choferes de camión y taxis que no son propietarios, siempre están con el Jesús en la boca en espera de las malas rachas del patrón. En fin, mi pobre Cachanía nació con el santo a la espalda.

Si el pueblo tuviera recursos ya hubiera echado la mano, pero, desde hace dos décadas cuando menos la población no tiene confianza en sus autoridades y no es privativo de Cachanía sino de todo el país.

Hoy sufren por falta de agua, luz y pagos. El alcalde se ahoga y la “empatía de que habla” no funciona… diez días sin agua es un crimen. Los gobiernos federal y estatal, por sus circunstancias especiales no miran para Rosalía. El gobernador electo no tiene, ahorita, capacidad de poder resolver esas calamidades. El Cabildo electo encabezado por Edith Aguilar, mira los toros desde lejos y éstos, los toros, tomaron al alcalde sin capote ni banderillas… Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Cuando la candidatura de Ángel César a la gubernatura (1975) o la de Alberto Alvarado (1981), en su campaña y estando “arengando” al pueblo, en el templete, frente a la plaza decía: “yo me comprometo con ustedes a que resolveremos todos los problemas, habrá trabajo, evitaremos los abusos de poder y ayudaremos a los más pobres (tomó aire) Pueblo de Cachanía, me comprometo ante ustedes que nunca volverá a faltar el agua en sus hogares” me… en ese instante iba pasando por abajo del templete el emblemático “Cañuri” con su clásico pañuelo anudado en su frente y, … exactamente a la altura del candidato gritó: “me dan ganitas”… retumbó la expresión Y rápidamente llegaron dos policías y lo cargaron en vilo, rumbo a la cárcel. –en aquellos tiempos se usaba llevar al bote por eso…

Desde los franceses se ha padecido por falta de agua.

En 1950, aproximadamente, regresamos de Mexicali. Recorríamos todos los tanques y lugares donde había llaves públicas y acarrear agua para la casa. En los tanques era un caos ya que se formaba desde muy temprano, no llegaba el encargado y algunas mujeres se iban a su casa. Cuando regresaban ya surtían el agua y sus tambos estaban tirados un lado… eran unos pleitos fenomenales. Estaba el tanque de Ranchería, el de Calle Ancha y el que estaba un lado de la Benito Juárez, Había una llave atrás del viejo estadio y otra en “la redonda” en la fundición…

Alea Jacta Est. 26-07-21

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments