Cómo el crimen organizado ha explotado beneficios a iglesias para operar negocios turbios.

Líderes religiosos bajo sospecha de finanzas poco santas

Una alianza periodística transfronteriza encontró que en Brasil, Argentina, Chile, Trinidad & Tobago, México y Colombia, las autoridades han abierto indagaciones para establecer si líderes religiosos de sus iglesias estuvieron involucrados o no en lavado de dinero. Algunas de esas pesquisas se han extendido por años, y aún no se definen.

Cuando líderes religiosos de fama internacional o sus iglesias, algunas bien afianzadas en países de las Américas, son acusados de delitos financieros como el lavado de dinero o el fraude, los líderes pueden enfrentar años de escrutinio, pero no se llega fácilmente a confirmar o desechar las sospechas o denuncias. Este es uno de los hallazgos de la investigación periodística transfronteriza Paraísos de Dinero y Fe, realizada por Columbia Journalism Investigations (CJI), el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, y otros nueve medios, la cual revisó más de 60 investigaciones y casos judiciales recientes que involucran a iglesias o sus jerarcas.

Esta investigación encontró casos en Brasil, Argentina, México, Chile y Colombia, en los que las autoridades —unidades anti-lavado o fiscalías — han abierto pesquisas por movimientos financieros sospechosos, acumulación de propiedades de lujo a nombre de los líderes o sus familias o presunta evasión de impuestos. En algunos procesos han pasado años y no se han formalizado cargos ni terminado la indagación, y en al menos uno, prescribieron los plazos sin que hubiera una definición.

Investigar a los pastores y a las iglesias por posibles delitos financieros presenta retos, dice Marcus Owens, ex director de la División de Organizaciones Exentas del Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS), que supervisa las iglesias.

«No es como investigar el lavado de dinero por sí mismo», dice. “[Cuando investigas las iglesias] estás sugiriendo un comportamiento inapropiado por parte de un grupo que muchos en la sociedad admiran. La pregunta no es si la investigación está bien fundamentada o no”.

En Brasil, Ministério Madureira, una de las ramas de la principal iglesia evangélica del país, la Asamblea de Dios, fue involucrada con un supuesto caso de lavado de activos. La investigación también involucra al líder del Ministerio Brás de la misma iglesia, Samuel Cassio Ferreira. Están bajo investigación desde 2015 por posible lavado de un soborno pagado a un político condenado en Lava Jato (la investigación sobre el esquema de corrupción masiva que involucró a la petrolera estatal Petrobras).

El caso surgió cuando un colaborador del caso Lava Jato reveló información que llevó a los fiscales a indagar si la Asamblea de Dios Madureira y Cassio Ferreira estaban lavando dinero del esquema de corrupción.

La indagación preliminar ante una corte federal trata de establecer si Cassio Ferreira ha lavado dinero en las cuentas bancarias de la Assembleia de Deus para Eduardo Cunha, ex presidente de la Cámara baja del Congreso brasileño, condenado en 2017 a 15 años de prisión por corrupción, lavado de dinero y malversación.

Presuntamente, una parte del dinero de su soborno —que según el colaborador del caso contra Cunha eran 250,000 reales, equivalentes a unos 50,000 dólares– fue depositada por dos compañías en la cuenta bancaria de la iglesia. El abogado de Samuel Cassio Ferreira, Antônio Carlos de Almeida Castro, ha dicho que su cliente todavía no fue oído a respecto de los hechos investigados y que los depósitos hechos en la cuenta de la Iglesia fueron debidamente contabilizados y se relacionan con su función principal (recibir donaciones), sin ninguna irregularidad.

Esta investigación periodística contactó a la Iglesia para que ampliara su versión del caso,  pero no respondió hasta la fecha de publicación. Los investigadores aún no han formulado cargos y el proceso que lleva la corte federal está actualmente sellado al público.

En Argentina, la justicia abrió una investigación contra la filial local de otra gran iglesia brasileña, la Iglesia Universal del Reino de Dios —creada por el líder evangélico y empresario de medios Edir Macedo — por numerosos depósitos de grandes sumas de dinero en efectivo en cuentas de la iglesia. La Unidad de Información Financiera (UIF), la entidad anti-lavado de Argentina, reportó estas operaciones como sospechosos de lavado de activos porque no pudo corroborar su licitud y origen. La UIF determinó que el dinero fue luego movido en otras operaciones bancarias y que también se usó para la compra de autos, inmuebles y un avión.

Cómo el crimen organizado ha explotado beneficios a iglesias para operar negocios turbios

Esta investigación de casi un año de medios periodísticos de nueve países encontró que, amparados en las leyes de libertad de culto, algunas iglesias y/o sus líderes en las Américas abusan de la confianza de sus fieles, cometiendo crímenes como el lavado de dinero y la estafa.

Por Rebekah Ward, Beatriz Muylaert, Matthew Albasi y Giannina Segnini.

Con la colaboración de Asier Andrés, Mariel Fitz Patrick, Rute Pina, Raúl Olmos, Flávio Ferreira, Romina Mella, Joseph Zárate, Mercedes Agüero R, María Teresa Ronderos, Nathan Jaccard, Andrés Bermúdez Liévano, Lucas Silva y Emiliana García.

«Ya estoy cansada de droga, de terapia y todo lo que me han hecho», dijo una mujer morena apoyándose en dos muletas. El pastor Jorge estaba acurrucado en el borde del escenario, mientras le sostenía el micrófono. Y luego, se lo acercó a él mismo: “Pero hoy vino Cristo con su mano poderosa, solamente con respirar soltó las muletas, ¡Déle gloria a Dios! Coge tus muletas, coge tu lecho y anda”, tronó el pastor en el auditorio.

El video que documentó el culto de sanación fue subido a YouTube en 2012 y muestra luego a otro feligrés quien, señalando su brazo izquierdo, toma el micrófono y dice. “Tenía un dolor intenso así, aquí, cuando el pastor comenzó a orar, pues yo sentí un calor tremendo y comencé a sacudir”, y movía su brazo.

El ‘Pastor Jorge’ que tanta devoción despertaba en la gente es Jorge Mercedes Cedeño, quien tenía su propia ministerio al este de la República Dominicana: «El Rugido del León». Ésta también tenía presencia en Colombia y el dominicano visitó ese país en varias ocasiones como predicador invitado, según relatos noticiosos de la época. Quien lo recibía era un colega colombiano, Orlando Arce Ortiz, quien decía ser obispo anglicano. Ambos pertenecían además a la ONG Organización de Paz Colombiana.

Los dos fueron capturados por la policía colombiana en mayo de 2015, como sospechosos de lavado de dinero a través de las iglesias y de la ONG. La Fiscalía General de la Nación de Colombia acusó luego al ‘Pastor Jorge’ de “haber utilizado su papel de líder religioso para adquirir bienes en el extranjero a cambio de grandes sumas de dinero que fueron enviadas a su país como supuestas ofrendas de los feligreses». A Arce Ortiz, los fiscales lo acusaron de administrar la logística, el papeleo y las conexiones políticas en las operaciones de lavado.

Ambos se declararon culpables de manejar las finanzas y comprar propiedades para lo que entonces se conocía como Los Urabeños, un grupo liderado por Dairo Antonio Úsuga David u «Otoniel». Hoy llamado Clan del Golfo por el gobierno colombiano, se trata de uno de los grupos criminales más peligrosos del país, responsable de cientos de secuestros y asesinatos de civiles inocentes, y con una tropa de unos 1600 hombres, según información de la policía.

La oscura historia del ápostol Naasón y su iglesia la Luz del Mundo

Esta mega-iglesia y su jerarca Naasón Joaquín, acusado de abuso sexual de menores, están siendo investigados también en México y Estados Unidos por presunto lavado de dinero y evasión fiscal. Las autoridades rastrean giros internacionales sospechosos, transacciones supuestamente no declaradas al fisco y compras de bienes de lujo a muy bajo valor. En la trama detectaron traspasos a destinos tan diversos como Hong Kong y Polonia. Un vocero de la iglesia niega las acusaciones y sostuvo que no conocen de investigaciones en México.

Raúl Olmos

Este reportaje forma parte de la investigación transfronteriza Paraísos de Dinero y Fe, realizada por Columbia Journalism Investigations (CJI), el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), OCCRP, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y 10 medios de comunicación del continente.

Un par de fincas colindantes a la orilla del río Potomac, en Maryland, al sur de Washington D.C., fueron el último refugio secreto de Naasón Merari Joaquín García, quien se hacía llamar “Apóstol de Jesucristo en la Tierra” y líder de la Iglesia La Luz del Mundo.

Compró la primera de unos 12 mil metros cuadrados en 2017 y la segunda en 2019 y, sumadas, le costaron un millón y medio de dólares, según registro oficial.

Esta religión, nacida en México hace más de 90 años, se ha extendido, según sus jerarcas, a 58 naciones y cuenta hoy con más de 5 millones de feligreses.

En 2014, Naasón sucedió a su padre, el profeta Samuel Joaquín, quien fue cabeza de la religión por medio siglo. Samuel, a su vez, había heredado el liderazgo del suyo, Eusebio Joaquín González, un hombre de Jalisco que había fundado La Luz del Mundo en 1926, luego de que Dios se le apareciera y le encomendara restaurar la iglesia cristiana primitiva.

Fue Samuel quien en los años noventa, le había encomendado a su hijo Naasón impulsar la expansión de La Luz del Mundo en California. Y el heredero cumplió con creces la misión, pues la iglesia cuenta allí con medio centenar de recintos religiosos.

El templo principal está en Los Ángeles, la principal ciudad de ese estado, en el número 4745 de la Calle Primera. A sus alrededores hay por lo menos 12 viviendas, valuadas en más de 9 millones de dólares, que en algún momento han ocupado Naasón, sus hermanos o su círculo más cercano.

Justo detrás del templo hay un edificio de tres pisos, valuado en un millón 425 mil dólares, donde ha funcionado la sede de BereaVisión, una asociación sin fines de lucro fundada en 2009, que Naasón diseñó para transmitir la doctrina de la Luz del Mundo por radio y video, cuando él era ministro general de La Luz del Mundo en Los Ángeles. A la vuelta, hay otras 6 propiedades, las más grande de ellas una mansión de tres niveles, varias recámaras y siete baños, cuyo valor en el registro público es de 859 mil dólares, pero que distintas agencias inmobiliarias dicen vale más el doble.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments