El término de “izquierda política” surge históricamente desde la Asamblea Nacional Constituyente

¿Y la lana, René?

 El término de “izquierda política” surge históricamente desde la Asamblea Nacional Constituyente, que da origen a la Revolución Francesa (1789): “Vayamos hijos de la patria, que el día glorioso ya llegó”. –así inicia el  himno nacional francés- En la asamblea nacional se discutía el veto absoluto que tenía el rey francés sobre todo proyecto que beneficiara al pueblo. Los diputados que apoyaban el veto del rey se situaron a la derecha –como siempre- del presidente de la asamblea. Los que estaban en contra –el Estado Llano- y apoyaban la soberanía nacional por encima de la autoridad real, se colocaron a la izquierda. Así, el término “izquierda” quedó asociado a la lucha política contra el autoritarismo, la injusticia y la antidemocracia. Las condiciones que desencadenaron la revolución francesa son las mismas que imperan hoy en México. Hay que llamar al Pípila de La Bastilla.

Con la “modernidad” y el oportunismo político el término “izquierda” ha sido manoseado bajo los intereses de “los izquierdistas de ahora” que se autocalifican de izquierdistas democráticos e izquierdistas revolucionarios. En los partidos políticos nacionales la izquierda surgida de la revolución francesa es letra muerta, no existe.

Hace unos días leí en internet y miré por la televisión, que el cínico y hampón de René Bejarano convocó a una rueda de prensa para “destapar como candidato a gobernador, por la izquierda democrática del PRD, al alcalde de Mulegé Guillermo Santillán Meza. A estas alturas del juego perverso de la lucha política ya nada nos puede sorprender: mirar a Rosa Delia –hermana de Leonel Cota- y escuchar que le gustaría ser candidata a gobernadora, escuchar a su hermano que la izquierda puede rescatar la gubernatura, y saber que el ex presidiario Narciso Agúndez declara que el pueblo lo apoya para buscar la alcaldía sureña, y que su hermano aspira la gubernatura, y el Puchas y sus incondicionales declaran que vienen por el rescate del pueblo y Andrés Manuel López Obrador acusa a Peña Nieto del delito de traición a la patria cuando  la patria es del PRI y demás partidos, ya nada debe sorprender al pueblo sudcaliforniano. Lo que sí sería encomiable y me sorprendería es que la ciudadanía sudcaliforniana apoyara a verdaderos candidatos independientes y en la elección de 2015, en carretonadas de votos los hiciera ganar y el estado y sus esquiroles –te hablan Herminio- por esos miles y miles de votos se encontraran imposibilitados para el fraude electoral. Pero si los candidatos independientes, salvo honrosas excepciones, son “gusanos de la misma guayaba”, las “nuevas autoridades”  serán igual a las que tenemos desde la conversión de territorio a estado aunque gane algún “independiente”.

Ayer un compañero me decía que lo de Bejarano y el Guille era no tener vergüenza ni dignidad. No hay  moral ni estatura política, Bobby, me decía. Lo escuché enumerar varios calificativos más y le contesté: “compañero, los que viven de la política y se autocalifican como “políticos” no conocen los valores supremos de la axiología; no saben de moral ni dignidad; son cínicos, demagogos y enemigos del pueblo; aman la corrupción y viven de ella. Por todo ello olvidaron el supremo mandato del bien común. El que René Bejarano convoque a rueda de prensa y destape al Guille, es una estrategia común en esa especie infrahumana. Se valen del poder del dinero para corromper o tratar de corromper; para ellos no existe la dignidad y el decoro. De otra manera no actuaran así”. El señor de las ligas a eso y más se atreve y seguirá atreviéndose. Por eso se le ridiculizó en el programa televisivo “El privilegio de mandar”, en el que se llevó “el óscar” un día junto a Fox y Martita, cuando le preguntaron: “¿Y la lana René?” y contestó: “la rana René anda en Plaza Sésamo”. Esos son los políticos de ahora. Y por esa razón Guille Santillán es amigo de ellos y no tiene empacho en prestarse a tal ridiculez con tal de mantener “bonos” en la liga mayor de la corrupción. Así como Bejarano pasó como el señor de las ligas, el Guille es el señor de los llanos del gallito, predio que está a la salida de Mulegé. Mi correo: raudel_tartaro2@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Guillermo Santillán, como notario público dio fe a escritura apócrifa del predio “Llanos del Gallito”, con muchas hectáreas en zona federal marítima y ambientes costeros. Esa acción de liga mayor en corrupción le hizo ganar la nominación a alcalde y ganarla después. Ahora se presta a que el corrupto de Bejarano le alce la mano como candidato… ¿Qué le ofrecieron? porque el Guille es ligamayorista. Después de que lo destaparon, en una entrevista afirmó “que no tenía ningún pendiente en salarios; que no debía ni un quincena a los compensados ni en deudas a pesar de que había heredado un municipio quebrado”. Esa es la izquierda que nos representa en la entidad. Alea Jacta Est.  5-02-14

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments