Llegó la hora de despertarlo.

La clase media, el león dormido

Amiga, amigo, tú que tienes tu pequeña empresa, consultorio, o despacho contable, una tienda de abarrotes o taller mecánico.

Me dirijo a ti, que manejas tu propio taxi o posees un carro de hot dogs, o desempeñas cualquier actividad económica por tu cuenta. Que no recibes un salario ni un aguinaldo y acudes cada día a tu estética o tortillería a laborar 10 o 14 horas diarias y tienes que pagar la renta de la casa y el local, los sueldos de tus empleados y las colegiaturas de tus hijos, el recibo de la luz y los impuestos.

Te invito a que abandones la indiferencia, que reconozcas la enorme fuerza que poseemos como sector social, a que descubras todo el potencial acumulado que tenemos para exigir los cambios que esta comunidad necesita, acudo a ti para que en estas elecciones levantes tu voz y reclames el cumplimiento de las promesas ofrecidas, el mejoramiento de la ciudad y los servicios públicos, la seguridad en nuestras calles, casas y negocios. Te convoco a que abandones las quejas lastimeras y te organices junto con tus vecinos para mejorar la calle, la colonia.

A que te integres a la organización empresarial o gremial que represente tus intereses y juntos se apliquen a lograr mejores condiciones para los socios, que tu asociación reclame más posiciones dentro de las instancias donde se decide la vida de nuestra ciudad.

La clase media en Los Cabos representa la mayoría de los votos en una elección. Pero es la que menos vota. Es el electorado que no vende su voto por una despensa, el que no acude acarreado a los mítines políticos.

Es el sector más educado, pensante e independiente económicamente, pero que se abstiene de votar porque no se siente representado por los candidatos que solo le ofrecen promesas huecas y demagogia.

La clase media es el gran león dormido.

Llegó la hora de despertarlo.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments