En su momento, obviamente abordé el tema de la conversión de territorio a estado

En su momento, obviamente abordé el tema de la conversión de territorio a estado. La constitución de la entidad se publicó el 15 de enero de 1975, hoy hace exactamente 38 años. Seguramente que mi punto de vista sobre el tránsito de 38 años como estado libre y soberano nunca será compartido por la élite política, sus beneficiarios y magnates de la economía. Es obvio que la entidad no es la misma a la de 1975. Hay muchísimo avance en la infraestructura económica: grandes empresas, carretera, turismo, comercio llegado en súper tiendas, “mil” gasolineras, miles de autos, etc. Políticamente nacieron los alcaldes y su cabildo, los diputados y sus asesores, los gobernadores y sus gabinetes –un poderoso entramado del poder- y el poder judicial con cientos de funcionarios. Socialmente la estructura sigue siendo la misma a cuando éramos territorio: la pobreza se miraba poco porque éramos una población pequeña: hoy hay miles de desempleados y el 50 % de la población vive en la pobreza, la miseria y la medianía social. Hoy tenemos un estrato formado por los pepenadores, payasos, malabaristas, vendedores de globos, perritos y pollitos de cuerda, dulces, limonada, todos en la vía pública en una entidad de 38 años de fabricar cientos de políticos millonarios. El centro de la ciudad ha perdido su lozanía y bullicio del viejo comercio, alegre y bondadoso. Los Oxxos, Sam´s, City Club, Mega, Walmart, Office Deport, Coppel, Soriana, etc, han sido la ruina de La Paz jocosa del comercio de antaño, comercio emblemático que cayó derrotado por la ley suprema del capitalismo. Los cerros se entretenían con las víboras, cachoras, zorras, coyotes… ahora han sido asaltados por las casas de cartón y triplay. Los pobres de 1975, si viven, siguen siendo pobres. Algunos ciudadanos de antes si acaso aspiraban a ser delegado de gobierno o pescar una chambita con el gobernador territorial. Ahora son cientos o miles los que se desviven por llegar a la esfera del poder desde alcalde, diputado, gobernador o funcionario de primera y formar en la estructura judicial… antes nada de eso nos inquietaba. La mezquindad, le subordinación, la pérdida de la moral social y política y la corrupción se han apoltronado en esta entidad nuestra que antes de 1975 vivía con humildad y decoro. Y es justo que hayamos avanzado en el pacto federal… lo injusto es que se haya perdido la dignidad y el decoro en el ejercicio de la política; lo injusto es que el pueblo haya perdido, escandalosamente, el valor de luchar por recobrar la dignidad del sudcaliforniano bien nacido. Este día el poder festeja el aniversario. El pueblo es el invitado de piedra.

También me referí a la catástrofe de la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, cuando el 19 de febrero de 2006, un derrumbe sepultó a 65 mineros que allí están sepultados. Comenté lo sacrificado de la vida minera en Cachanía y el crimen que se cometió en la guardería ABC, en Hermosillo. Crímenes en esta patria que estrena la jornada nacional contra el hambre con un salario infrahumano. Traté sobre el aumento de diez pesos al transporte colectivo ya que hay familias que tienen que pagar hasta cuarenta pesos diarios por ir al trabajo. Sobre la educación fui contundente en varias colaboraciones: el secretario dijo que si un maestro no pasaba la evaluación es que no estaba capacitado para ser docente. ¿Y los funcionarios estarán capacitados para ejercer su encargo? Abordé sobre el aniversario de mi pueblo que se fundó en 1885, y sobre las fiestas del ilustre declamador Alán Gorosave. Sobre el Instituto Nacional Electoral señalé que era una medida que golpearía un poco el poder de los gobernadores y los funcionarios estatales y municipales. Escribí dos sentidas colaboraciones sobre el paseo con mis dos perros y el alto en la calle Primero de Mayo para platicar con el compañero José Manuel Meza Marrón,  -el Güero- que después de la plática por la tarde, otro día por la mañana murió. Hablé de los filósofos de la educación, las Normales Urbanas y las Rurales. Escribí sobre la cultura de las despensas y que los candidatos y gobernadores valen por el número de despensas que reparten. Mi correo: raudel_tartaro2@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN… escribí sobre “el viernes 13 al desnudo” ya que ese día los nuevos izquierdistas dirigidos por Leonel Cota y su pandilla de malandrines, asaltaron el congreso estatal y gritaron contra las reformas impulsadas por el ejecutivo federal. Trataron a los diputados de traidores y vendidos y se llamaron defensores  del pueblo… ese pueblo que en doce años lo llenaron de rencor y encono. Ese pueblo que vivió temeroso a las represalias y despidos del trabajo. Esta sudcalifornia que en doce años quedó materialmente hecha tiras por la corrupción, la incapacidad e ignorancia de una horda de vándalos que se robaron hasta los escritorios y sillas. Y esos cínicos se presentaron en el congreso, sin vergüenza ni dignidad. Alea Jacta Est. 15-01-14

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments