Obesidad de la tierra.

El tiempo sin Leduc

El compañero minero Cuquito Castro sufrió un grave accidente en una mina allá por 1962. Un pesado terrón le cayó en la espalda y le destrozó la columna vertebral. Nunca volvió a caminar y a los diez años murió. Yo iba a visitarlo los sábados o domingos y en compañía de su hijo Carlos charlábamos largo y tendido. Un día nos dijo: “debería haber bandas metálicas para que transitaran los carros”. Hoy ya hay autos eléctricos y tienen dificultar para que la batería se cargue rápidamente. Se informa que se pudiese adherir un material especial al pavimento para que la recarga sea automática. ¡Cuquito no estaba tan errado y ya pasaron 60 años!

En 2020 transitamos del siglo 20 al XXI y del segundo milenio al tercero. Fue un acontecimiento universal que debería haberse festejado explosivamente. Algunas naciones lo festejaron el día primero de diciembre de 2020… se equivocaron. El siglo 21 se inició el primer segundo del año 2021, es decir un año después de los festejos. Para el mundo pasó casi desapercibido un acontecimiento casi irrepetible para los humanos de hoy. El tercer milenio empezó, también, el primer instante de 2021. (enero)

Y fue un período de tiempo súper especial porque para transitar del tercer milenio al cuarto falta mucho, tanto que los actuales habitantes no llegaremos, pero sí llegamos del segundo al tercero y eso fue magistral. Los terrícolas que puedan transitar del tercer milenio (el actual) al cuarto, tendrán que nacer por el 2960 o un poco menos. Y para eso falta mucho y las “sabias naciones” no lo festejaron. Y los que transitamos del siglo 20 al XXI y del segundo al tercer milenio somos agraciados.

Otra “puntada” más:

La tierra tiene un peso aproximado de 7 cuatrillones de kilos. Esta cantidad se escribe con un 7 y 24 ceros. Ese es el peso específico de nuestro planeta. ¿Con cuántos kilos más la hemos cargado? Fábricas, autos, conjuntos habitacionales, enormes edificios, animales de todas las especies, máquinas de todo tipo ¡y seres humanos! Hasta ahorita poblamos el planeta 7 800 millones de habitantes y según los estudiosos para 2023 llegaremos a ocho mil millones de habitantes. Si hacemos un cálculo medio y le damos 60 Kg. a cada individuo, para el 2023 le aumentaremos la terrorífica cantidad de 480,000,000,000 (cuatrocientos ochenta mil millones de kilos)

El matemático Andrew D. Hwang, profesora de Radio, College of the Holy Cross dice:

“Como matemático, creo que reducir las tasas de natalidad de forma considerable mejorará el nivel de vida de todos. Como ciudadano, considero que mejorar nuestra relación con el entorno y promover familias más pequeñas es la única esperanza de la humanidad.”

Yo agrego:

No solamente será promover familias más pequeñas sino familias de una sola pareja. Hombre y mujer sin tener hijos. Penas severas para los que no atiendan esta ley: sustraer al infante y sacrificarlo. No será necesario llegar a tanto ya que la ciencia fabricará una píldora para que la usen las mujeres y hombres en edad reproductora. Así sí se reducirá la población mundial. Ahora bien: ¿Cuánto peso puede soportar más la tierra? No lo encontré en San Google, pero los científicos sí lo saben… ¿o podrá soportar indefinidamente a la población, edificios, máquinas, fábricas…?

En China el Partido Comunista expidió la ley de “un hijo por familia” La población envejeció y ahora se aceptan hasta tres hijos. ¿y la tierra cuántos miles de millones más de pobladores aceptará? He ahí el dilema… Lo cierto es que la ciencia tendrá que encontrar una nueva relación entre el medio ambiente y la ley demográfica. Basta recordar lo alarmante que son hoy los terremotos, incendios, huracanes… y falta más.

Alea Jacta Est- 06-09-21-

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments