Ayer lunes concurrí a una dependencia federal

Ayer lunes concurrí a una dependencia federal por el importe de unos libros que vendí. Escuché comentarios triviales de las empleadas, el ir y venir de otras con carpetas o con celular activado. Luego escuché a una que desde un escritorio se quejaba de que hacía tres días que no llegaba agua a su casa. Otra le contesta: “Igual que yo, pero tengo dos tinacos; si continúa la escasez para el miércoles ya no tendré.”

Y resulta que el presidente de la república se comprometió a poner una desaladora en la ciudad. Conagua nacional realizó los estudios correspondientes llegando a la conclusión de que la desaladora se justificaba y de inmediato iniciaron los estudios para la construcción, la que parece ya se inició. La mano bienhechora, magnánima y digna de nuestro justo, ecuánime e inteligente gobernador, hijo del primer gobernador de la entidad, “ordenó estudios complementarios” y por sus pantalones ya que está imparable por sus ya famosas leyes Mendoza que dejó a los ayuntamientos en puros calzones y a nosotros también ya que para allegarse “recursos frescos” se tomó la puntadota de dejar a los ayuntamientos sin el cobro de impuestos como los generados por el uso y disfrute de todos los automotores (carros, camiones, picaps, carcachas) y aumentó el cobro en más del cien por ciento. Fui a pagar la revista que era de doscientos y feriecita, y ahora pagué casi 400 pesos. El mismo aumento en licencias, refrendos, permisos… ¡y qué decir de las multotas de la tal Toledo… pagué una por el orden de 400 pesos. Por sus pantalones, digo, ordenó que la desaladora de La Paz se construya en Cabo San Lucas. Su argumento “científico” es que se necesita más allá porque tiene un crecimiento explosivo y de aquí para cuando se construyera aquí el problema social de Los Cabos sería alarmante. Además, dijo, con los trabajos del acueducto el Carrizal-la Paz, para este fin de año las necesidades de abastecimiento de agua de la ciudad serán resueltas ya que el acueducto ya estará funcionando.

En su campaña dijo que las decisiones que involucraran la energía social, serían consultadas con la ciudadanía. Muy pronto lo olvidó: ordenó a sus tamemes diputados “panistas” que reformaran la constitución para que un extraterrestre “palomón” ocupara la procuraduría y hasta este momento ningún resultado aceptable nos ha entregado; siguen los sicarios ajustando vendedores. Ayer mataron otro en un Oxxo y el procurador sigue sin procurar justicia, eso sí, tiene a la prensa a raya mientras se pavonea como escritor científico de balas y otras cosas. Soltó el borrego de que el caso Jonathan se resolvería ya que tenía órdenes de aprehensión para un junior de alta escuela ¡y nada! Seguramente filtró la nota para que el exgober desaparezca más a su vástago. Luego ordenó a sus “diputados sordos y ciegos”  aprobar tres reformas que aprietan más el control dictatorial en favor del gran capital y sus “diezmos” que hasta este momento lo ubican como el segundo gobernador más rico del país, después del Bronco, que se la ha partido toda la vida chingándole  en sus ranchos, y nuestro gober solamente ha sido funcionario, y que yo sepa la función pública no es capital que dé más capital a menos que sea una función con mochada “y pónganme donde hay.” El haber tomado la temeraria decisión de que la desaladora se construya en Los Cabos y no aquí, es una decisión muy fuerte que lastima peligrosamente el tejido social de la ciudadanía media y baja, tal como lo escuché en la dependencia federal a la que fui. Decir que para fin de año el acueducto nos traerá agua suficiente es una más de sus mentiras porque esta ciudad requiere de dos acueductos no uno, y obvio, una desaladora que dé muchos litros por segundo, unos 200. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: la forma de gobernar de Carlos Mendoza es muy parecida a la utilizada por el PRI cuando no había resistencia ni oposición; cuando se dio cuenta el PRI de la inconformidad no tuvo tiempo de sacar los dedos de la puerta y se los machacaron… todavía los trae hinchados. Pero el actual gobernador no gobierna a un pueblo sin memoria, al pueblo de cuando su padre fue gobernador, nada de eso, ahora hay una sociedad, aunque no parezca, que piensa, razona y discurre. Este verano que ya está en la esquina, los fuertes centros de población que durarán más de diez días sin agua, le recordarán la errática decisión de favorecer a los del sur que a su centro motriz que es la emblemática ciudadanía de La Paz. De ninguna manera le era dado ordenar el traslado de los trabajos al sur, de ninguna manera. Lo correcto era continuar con el mandato presidencial y la decisión de Conagua de construirla aquí e ir –como no le gusta- a México a gestionar la de los Cabos, pero nunca, pero nunca sacrificar a los pobres de La Paz. El circo sin agua puede ser una función caótica. Y el pan sin el vital líquido se atragantará y el pueblo vomitará el descontento, la ira y frustración. Las medidas hasta hoy tomadas: caso Jonathan, Punta Lobos y Tres Santos, las tres iniciativas capitalistas a costa del entorno y la sociabilización, la decisión de negar la construcción de la desaladora, ser uno de los estados de mayor impunidad y corrupción y sin intención política de erradicarla,… y ser el segundo gobernador con mayor capacidad económica, no nos dan una buena lectura, además de sus decisiones absolutistas, arbitrarias y autoritarias. Y aun así ya organizan la continuidad. La lectura de PRI-PRD deben hacerlos más mesurados. Pero no, el tal Mares ya volvió a sus oleadas y anda en jornadas con el dinero que no es de él ni de Carlos Mendoza. Alea Jacta Est. 19-04-16

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments