El mismo argumento de la misma película

A tocar puertas, Barroso

El mismo argumento de la misma película: primero fueron los actores del PRI, luego los del PRD y ahora son los del “PAN.” Los viejos militantes de izquierda mirábamos con coraje que el PRI desplegaba una campaña millonaria regalando desde banderolas hasta rifa de carros, terrenos y casas…¡claro! las despensas nunca faltaban ni faltan ahora. Luego vino la época de terror del leonenarzi (la “z” es de nazismo) y ahora “nos empachamos” con la política zalamera de un panismo fuera de contexto (parece que no saben lo que pasa en el “PAN de afuera,” pero sí saben lo que hacen adentro) Y no hay ni qué discutir: con el poder del dinero el domingo aparecieron espectaculares “espectaculares” en puntos estratégicos de esta ciudad. La cara de Carlos Mendoza, candidato oficial desde hace varios años aparece por todas partes. Con el poder que da el “poder” y millones de pesos, en las unidades del transporte público aparece la cara del adonis griego Armando Martínez… y para realzar su imagen griega, en la pantalla de Tv lo miré teniendo a su izquierda a Alfredo Zamora…¡No mamen! No hay ni qué discutir: el gobierno panista haciendo apología de la pobreza confía que con miles de despensas, vales de gasolina, ofrecimientos de chamba, calles de asfalto, motores para panga, tramos de tubería, miles de pesos en compra de votos, millones en propaganda en los medios de comunicación, reuniones en las que repartirán más despensas, tamales, burritos, barbacoa, tortillas duras, sabritas, juguetes para niños, espantasuegras, las clásicas playeras-gorras-bolsas para el mandado-plumas-delantales- lámina de cartón, pie de casas, comprarán la conciencia de sesenta mil pobres para que sus votos prolonguen la estadía del neopanismo en el gobierno estatal. ¿Cuántos ciudadanos votarán de los 440 mil enlistados? Cuál será el porcentaje de abstención? La calculo en 40 % por ser elección para gobernador. El partido ganador debe aspirar a una votación de ciento cuarenta mil sufragios.

No hay ni qué discutir: miré a Eduardo de la Mora, furibundo enemigo de las reformas peñistas, socio del sindicato empresarial (Coparmex) sentado en la mesa de honor junto con el candidato Armando Martínez (expriista-experredista y ahora “neopanista” y candidato a la alcaldía paceña) ostentando la cartera de suplente. No hay ni qué discutir: Maximino Iglesias Caro, dirigente estatal del sindicato de burócratas también se montó en el carro “de los ganadores” y aparece como regidor en la planilla oficial. Y tal como el sonadísimo caso de las Juanitas Cholleras, la inclusión del exdirgente de la Coparmex y del dirigente estatal de los burócratas pueden entrar en ese rango ya que no creo que hayan realizado sendas asambleas para que los socios y sindicalistas burócratas acordaran dar luz verde a estos dos “honorables” miembros que sin pudor alguno, como dos simples trepadores y oportunistas aprovechan la membresía de sus organizaciones para buscar un hueso más en la teta presupuestal. No hay ni qué discutir: tal como siempre se recurre a la represión social y laboral para tratar de inducir el voto corporativo: Maximino Iglesias no tiene eficiencia ni rendimiento sindical; lo mismo para el exdirigente de Coparmex; les puede salir el tiro por la culata. El poder estatal como pulpo alcoholizado lanza sus tentáculos por los cuatro rumbos tratando de mantener la hegemonía aburguesada y elitista. Nomás falta que al cabeza de ampolla Frías también lo coloquen como regidor en la planilla de Armando Martínez, y los burócratas del estado y los municipales de La Paz formen en el deleznable calificativo de Juanitos cholleros. No hay ni qué discutir: el secretario general de gobierno ha repetido hasta el cansancio: “cero tolerancia ante el mal uso de los recursos públicos durante el proceso electoral.” Tal declaración quiere decir todo lo contrario: basta ver los espectaculares, los camiones, las reuniones y comilonas, los amagos en las oficinas para el apoyo a Carlos. Todo está saliendo de los recursos públicos generados con nuestros impuestos. Es la misma película desde los tiempos dorados del tricolor. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: No hay ni qué discutir: esta campaña electoral se ganará con dinero, inteligencia, sagacidad y estrategia. Si el PRI nacional y local piensa que con visitas de la jerarquía nacional y con las bolsas vacías ganarán la elección, están perdidos desde ahorita. El PAN local rebasará con muchos millones el famoso tope de campaña que nadie acata.

Hay que regresar a la vieja militancia priista que desde hace muchísimos años está al pie del cañón como la maestra en ciencias Sofía Sui Qui, que ha servido con dedicación y principios mirando cómo su partido premia a personas que durante doce años sirvieron al PRD, como Fernanda Villarreal que ahora es flamante candidata. Como ella hay muchos que traicionaron al partido. Uno hasta es candidato a alcalde en Los Cabos. Barroso tiene que mirar para atrás y sincerarse con militantes de siempre que han sido relegados, por chapulines traidores. Sofía Sui Qui, a la que conozco desde hace muchísimos años, es una dama de pundonor que ha honrado la verdadera militancia y pertenencia… como ella hay muchos y Barroso debe llegar a tocar a sus puertas. Esos cientos de cuadros relegados serán motivo de unidad y credibilidad. Todavía hay tiempo. Alea Jacta Est. 8-04-15

Responder

Tu e-mail no seá publicado.