La suerte está echada / Al compañero Jesús Solís Alpuche, yucateco (II)

2a Parte

Al compañero Jesús Solís Alpuche, yucateco 

El viernes concluí señalando que el esclavo Espartaco, Ricardo Flores Magón, Zapata y Rubén Jaramillo, -activista de las luchas agrarias del zapatismo-, de ninguna manera enarbolaron la lucha para quitar unos corruptos y ponerse ellos. Seguramente que en ellos no anidó la corrupción. Hoy –y hablando nada más del país- la corrupción ha minado todo el tejido social y hasta este momento no se vislumbra, por ningún lado, la estrategia o movimiento que puedan frenarla. Alejandro Poiré, último secretario de gobernación del presidente “de los muertos”, fue orador oficial el año pasado en el aniversario de la RevoluciónMexicanay  dediqué tres colaboraciones a su “pieza oratoria”. El secretario apuntó: “esta mañana conmemoramos la lucha de un pueblo entero, iniciada hace 101 años por alcanzar plenamente la libertad y la justicia”. Luego se refirió a las fuerzas políticas encuadradas en los partidos y las instituciones: “un entramado de instituciones que sin embargo acabaron por florecer, realmente, muchas décadas después del inicio de la revolución”. Hace casi un mes que se conmemoró un aniversario más del inicio de la revolución y los jilgueros de ese entramado social del que habló Poiré, como oradores oficiales tomaron el micrófono para “pintar el florecimiento” en que se recrea la clase política y sus jilgueros. Ciertamente la revolución mexicana involucró al pueblo que clamaba por alcanzar la libertad y la justicia que había sido conculcada durante los 300 años de conquista y cien años de la “independencia de Hidalgo”. Y ahora Poiré y “mil Poirés” más, nos vienen a decir que un entramado de instituciones acabaron por florecer en el México contemporáneo. El entramado de instituciones que sigue floreciendo es el armazón construido en el espinazo del pueblo para que trepen los integrantes del gobierno federal, los estatales y los municipales; para que trepen los partidos políticos, TODOS, y sus inmorales dirigentes y cuadros de primera; para que trepen todos los integrantes del poder judicial que como plaga asaltan las cuatro esquinas del país; para que trepe todo el poder legislativo con sus quinientos diputados federales, los senadores y todos los congresos locales; para que trepen todos los cabildos en los 2 mil 454 municipios aproximadamente y las 16 delegaciones del Distrito Federal; para que trepen todos los medios de comunicación empezando por televisa y TV Azteca; para que trepen los miembros del poder fáctico representado por los grandes millonarios encabezados por Carlos Slim, los Aurrerá, los Soriana, Bimbo, Cocacola, pepsi, etc. Ese es el entramado que los poderes fácticos y los “políticos de carrera” (los que viven del pueblo) han ido perfeccionando después dela Revolución de Independencia. Entramado que ha terminado por corromper toda la vida política del país; entramado cuidado desde el poder ejecutivo federal y los estatales  para que los partidos políticos emplasten con la mezcla preparada por los tamemes de los partidos a nivel local. Ese es el entramado que mantiene al pueblo enredado en la maraña de la que no se puede liberar; esa mezcla trabajada con corrupción, impunidad, ignorancia, oportunismo, pobreza y miseria.

En ese entramado “casi perfecto hasta hoy”, se realizó la elección federal reciente en la que los partidos políticos avalaron el triunfo de Enrique Peña Nieto. En ese entramado la oposición convocó a la manifestación nacional de repudio contra la toma de protesta del mexiquense. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Seguramente que en muchas localidades de los estados y en las capitales, se realizaron manifestaciones y concentraciones. Y me pregunto cuál sería la reacción de verdaderos luchadores sociales si en las movilizaciones y manifestaciones figuraron como coordinadores personajes de la talla de René Bejarano yla Padierna, los Ricardos Monreal y los dinosaurios petrificados de la talla de Pablo Gómez, los Chuchos y toda la casta de “curuleros de la oposición”. Aquí enLa Paz, hubo una concentración en la que seguramente asistieron algunos “bienintencionados”. ¿Pero qué pensarían al ver a una Rosa Delia Cota, uno de los cuadros más corruptos de los nuevos perredistas? ¿Cómo participar si la oposición sudcaliforniana está llena de oportunistas y corruptos de la talla de Leonel Cota, Narciso Agúndez, Ricardo Gerardo, Alfredo Porras, Luis Armando Díaz, Víctor Manuel Castro, Omar Castro, Víctor Lizárraga y casi toda la oposición? En el país y BCS hay muchos luchadores sociales que no pueden coexistir en el escenario en el que participan los corruptos y maleantes de la política. Alea jacta est. Concluiré el viernes. 12-XII-12. Mi blog: http://nivelcincuenta.blogspot.com