Allá en los tiempos viejos no perdía la oportunidad de participar en los foros a la reforma electoral

Partiendo de la tesis de que el poder político de los que lo ejercen nunca entregarán al pueblo los instrumentos para que ese poder deje de ser lo que hasta ahora es, me remito al proyecto de ley electoral que reglamentará el próximo proceso electoral que culminará con la elección del gobernador, la integración de los cinco ayuntamientos y las 16 diputaciones locales. Allá en los tiempos viejos no perdía la oportunidad de participar en los foros a la reforma electoral y reformas educativas. En la alianza ciudadana todavía tuve “los humores” para concurrir todos los jueves durante dos años y tomar la palabra siempre pretendiendo que los “partidos de oposición” decidieran un solo candidato a la alcaldía paceña: mi tesis era el doctor Francisco Martínez Mora. El PAN y EL VERDE nos traicionaron y ganó Rosa Delia Cota Montaño. Ya no tengo “los humores” para ir a mítines, marchas y foros. Mi flojera ya no me deja ir pero sigo escribiendo y donde hay chanza tomo la palabra, verdad Ricardo Barroso? Muchos códigos jurídicos son buenos pero los que los aplican “están en el barco” y la ley se hace sorda para el pueblo. Tengo el proyecto de ley electoral, y lo que he leído, por interesarme, es más de lo mismo. El partido en el poder se lleva la mejor tajada a menos que el hartazgo popular como en 1999, no lo vean los poderosos y sean masacrados como lo fue el PRI. Sea como sea el nefasto mayoriteo es la piedra angular de la antidemocracia aunque ahora con la “globalización de la política” el presidente de la república y los gobernadores logran la mayoría cuando de eso se trata, maiceando a los diputados –y senadores en el congreso nacional- locales. De cualquier manera el pueblo siempre pierde. Presenté en muchos foros proyectos de ley que terminarían con el mayoriteo: basta con ejercer el porcentaje real de cada partido. Veamos: a los partidos se le otorgarían tantos diputados como el porcentaje que obtuvieran en la elección. De esta fórmula ningún partido obtendría mayoría en la elección que fuera. Y mucho menos hoy. Propuse que en el estado hubiera una sola circunscripción y se eliminaran los distritos locales que ahora son 16. Que cada partido presentara una lista de candidatos y se otorgaran las curules de acuerdo a la votación. Propongo un congreso integrado por 19 legisladores. Ni en sueños algún partido obtendrá en esta elección el 50 % de la votación y ni así obtendría mayoría ya que en mi propuesta se requiere de seis décimos para adjudicar un diputado. Con el 50 por ciento un partido logaría 9.5 diputados, es decir se le adjudicarían 9. Qué porcentaje podrán obtener el PAN o PRI? Por más bien que les fuera ninguno pasará del 43 % y ese porcentaje “súper bueno” les daría derecho a 8.17 diputados, es decir, a 8. Hagamos un pequeño ejercicio y es válido para todos los estados y la integración del Congreso Nacional:

Elección local de 2015.

PRI – 40 %–7.6  Dip. = 8 Dip.

PAN- 36 %–6.84 Dip. = 7 Dip.

MORENA, si logra registro.

12 %–2.28 Dip.= 2 Dip.

PRD y coalición.

7 %– 1.33 Dip.= 1 Dip.

TOTAL 18 diputados

Los candidatos independientes se encuadrarían en esta fórmula. Si faltara uno o dos espacios se otorgarían a los de mayor fracción decimal. Esta propuesta es democrática y no se pone en uso porque atenta contra la estructura del poder. En la elección pasada se acercó un poco a mi propuesta ya que los diputados de representación salieron de los mejores porcentajes de los perdedores. Ahora se dio marcha atrás y volverán a aparecer las famosas listas: Una decisión altamente antidemocrática ya que los pluris pueden rascarse la panza en todo el proceso. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: de la hojeada que he dado a las candidaturas independientes, resulta un enredo tal que Tony Estamates y sus seguidores posiblemente se queden con las ganas ya que los requisitos son sencillamente inalcanzables. Requerirán de listas con credencial del 3 hasta el 6 % de la lista nominal. Ni el Peje lo logró en esta entidad. Debería haberse especificado con claridad que los saltimbanquis no pueden ser candidatos independientes. Crear la figura de una junta honorable que analizara a los que pretenden ser independientes. Estamates, por ejemplo, es candidato natural. No así Porras, Leonel y demás hampones. Alea Jacta Est. 13-6-14

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments