Hay un dicho popular que reza

Hay un dicho popular que reza: “dime con quién andas y te diré quién eres.” Me causa hilaridad observar –ahora que regresé- que en las dos televisoras oficiales (canal 8 y 9) se publicita, como si fuéramos analfabetas, a un tal Fabricio, de Coparmex, “arengando” para que los funcionarios presenten su “tres de tres” como medida primigenia para terminar con la corrupción y la impunidad. El célebre dicho popular es contundente en cualquier ejemplo. Pero lo complemento de la siguiente manera: dime a quien apoyas y te diré qué buscas. Los “coparmexes” toda la vida han sido rémoras del poder oficial; le cantaron loas a la época dorada del PRI, luego a Leonel y Narciso y en la campaña de Macovi sacaron una calca diciendo que si “no votas no cuentas.” Durante la campaña destructiva y arramblante de Marcos Covarrubias para que su alfil Carlos Mendoza ganara la gubernatura y él la impunidad, los coparmexes no se cansaron de alabar al panista quien –a través de finanzas- pagó toda la publicidad. Ahora usan la estrategia de ponderar que el gobernador y sus funcionarios de primer nivel presentaron su declaración de 3 de 3, signo inequívoco de su solvencia personal y moral. Ayer escuché al tal Fabricio arremeter con “vehemencia” contra los corruptos y dijo: “ya estamos enfadados de los actos delictivos comprobados y nadie hace nada; todos somos testigos de la corrupción nacional.” Los coparmexes la ubican a nivel nacional sin tocar la cloaca pestilente de la entidad. Ellos –hasta ahora- controlan mansamente a todos los organismos empresariales que se van de cabeza para defender al capital y al gobierno de Mendoza Davis. Rápidamente firmaron un desplegado apoyando al gobierno cuando éste arremetió violentamente contra los pescadores de Punta Lobos a quienes calificaron de no tener “capacidad jurídica” para manifestarse, es decir, los consideran fuera de la ley. ¿Cuándo los organismos empresariales han estado en favor de los jodidos, cuándo? ¿O acaso los organismos empresariales (aunque muchos sean pura firulilla) defienden la democracia y la justicia laboral? ¿O acaso el que el gobernador y su falange solidaria –a güego- hayan entregado su tres de tres nos libera de la impunidad y corrupción? Lo de Punta Lobos y los buitres de Tres Santos, ¿no será un acto de corrupción? Y el robo que hicieron los diputados al asignarse un presupuesto mayor en 17 % al del cuatrienio pasado, y que tengamos el tercer congreso más caro del país tan solo por debajo de Quintana Roo y Sonora –a lo mejor con el tarascón actual tenemos el más caro de la nación-, ¿no será un acto de corrupción? Y el que Isidro Jordán diga que el gobierno de Marcos Covarrubias fue un gobierno transparente, ¿no es un acto de corrupción? Y luego remata diciendo que “si la propia contralora está aseverando que no existió ninguna irregularidad, ¿por qué dudar?” ¿no será un acto de corrupción cuando dicen que fue un gobierno transparente, pero que las auditorías federales realizadas en este período de tiempo aún están en revisión? ¿Cómo asegurar transparencia si las auditorías no terminan? Hay que hacer del cuatrienio un gobierno transparente aunque el hermano incómodo esté milagrosamente millonario y el alcalde comundeño goce de cabal salud financiera. Los coparmexes no sabrán que la entidad se ubica en impunidad muy alta, junto con trece entidades más. Esta impunidad ¿no será un acto de corrupción? ¿Y en qué rango ubicar la actuación del gobernador cuando tiene bajo su pie a los diputados panistas –y otros hacen como que hacen- obligándolos a reformar la constitución y dejar a los municipios más quebrados que antes negándoles el cobro de impuestos importantes? Y qué decir cuando con su mirada dura y su gesto de mármol asegura que las concesiones son para prestar servicio y que si los transportistas se niegan a darlo al público, bien puede el gobierno cancelarlas pues está facultado para otorgarlas y para quitarlas… y ya se cocina la modificación de la ley de transporte para liberarlo por medio de un decreto. Cuando lo transportistas se lancen abiertamente contra esta modificación, ¿los medios represivos (todas las policías) se mantendrán al margen y los coparmexes y su firulilla controlada lanzarán un manifiesto en favor del gremio transportista? Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Cuando los diputados vuelvan de sus merecidas vacaciones distribuiré la ponencia que presenté cuando se lanzó la convocatoria al Plan Estatal de Desarrollo. “espero que los coparmexes la apoyen;” la ciudadanía no necesita se le informe que los funcionarios presentaron sus declaraciones, ya que ésta, la ciudadanía, no tiene confianza en los servidores públicos y que cualquier declaración patrimonial o de lo que sea puede muy bien ser falsa o incompleta.” La corrupción, como tal, no se terminará por el hecho de que el gobernador y sus funcionarios hayan presentado “su tres de tres.” Esta puede estar sustentada en el complejo mundo de la corrupción que se maneja a nivel nacional y local. Mi ponencia fue en el tema de “rendición de cuentas y la corrupción.” Y propuse la Contraloría Ciudadana, con 21 enunciados para su funcionamiento… ¡3 de 3!, pura demagogia. La contraloría es la solución. Alea Jacta Est. 03-03-16

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments