Él llegaba y yo salía.

Luis Zúñiga Espinoza

Cuando el compañero maestro Luis Zúñiga Espinoza nacía en San Ignacio, tierra de mis recuerdos, yo ya andaba por la vieja Secundaria Morelos, ubicada un costado del restaurante y hotel Talismán, haciendo maldades al profesor William, de inglés, Torre Iglesias, de literatura, Chayo García de historia, Maurilio, de civismo, Luis Peláez, (león de la Metro) de música.

Aprendió las primeras letras –primer y segundo año-  de la profesora Lucía Melgar Sánchez, dela que tuve referencia cuando trabajé en San Ignacio. Luego la conocí en un Centro de Cooperación que se realizó en el oasis ignaciano, allá por el 62 o el 63. Los Centros de Cooperación Pedagógica eran lo que hoy son –creo- las reuniones académicas. En una intervención, la profesora Lucía, nos dio cátedra de las mejores formas de enseñar a leer y escribir.

El ahora profesor Luis Zúñiga cursó de tercero a sexto en la escuela Vicente Guerrero de San Ignacio donde estuvo en el internado Atanasio A. Carrillo.

Por deducción se entiende que entró a tercero en el ciclo escolar 61-62, y concluyó su educación primaria en el ciclo 64-65. En esos años del 62 al 64 laboré en esa escuela, pero, seguramente no fue mi alumno y por eso no lo ubiqué. Sus maestros fueron: Luis Manríquez, Ricardo Melgar, Juan Espinoza, Ramón Fort Martínez y José Miranda. En los años que laboré no estuvieron Ricardo Melgar y Ramón Fort Martínez. Mi director fue Gilberto Valdivia y no Israel Medina. En el 62 al 64 seguramente lo vi algunas veces y él a mí, pero como no fue mi alumno no lo recuerdo en esa época. Dejé la escuela en septiembre del 64 y él concluyo la primaria en junio del 65 –Yo ya no estaba en San Nacho.

De 1967 a 1970 realizó sus estudios en la Secundaria Manuel F Montoya de Santa Rosalía. Entré el 71 a la F. Montoya. Mientras él era alumno de secundaria, yo era Profe de primaria.

De 1970 a 1974 curso la carrera de maestro en la Benemérita escuela Normal “Profr. Domingo Carballo Félix” en La Paz BCS. Yo ya andaba en la lucha férrea en favor de los mineros.

De 1975 a 1981 la especialidad de Profr, de Educación Cívica y Social en la Escuela Normal Superior de Sinaloa, en Mazatlán, Sin. Él concluía su educación superior y yo salía de Santa Rosalía.

Su carrera de maestro la inició en 1974 en el Barrio de La Calera del pueblo de Mulegé y en la escuela Braulio Rodríguez del mismo pueblo; fue uno de los maestros fundadores de la escuela Secundaria Cap. Manuel Pineda, impartiendo la materia de Ciencias Sociales, en el mismo pueblo de Mulegé.

En 1977 se integró a la Escuela Sec. Lázaro Cárdenas de San Isidro, donde ya se dedicó de lleno a este subsistema.

En 1980 fue cambiado a la esc. de su origen, la Sec. Manuel F Montoya. En 1984 fue comisionado como subdirector y en 1986 fue nombrado director de esta misma escuela

Y desde 1989 fue nombrado inspector de escuelas secundarias en el Municipio de Mulegé, cargo que aún desempeña.

De 1981 a 1989 fue catedrático de la Escuela Preparatoria Hnos. Flores Magón de Santa Rosalía. El 81 dejé la subdirección de la prepa.

En un tiempo combinó la profesión de maestro con la vida Política; fue líder municipal de la CNOP (sector popular) del PRI, presidente del PRI en el municipio de Mulegé; de 1993-1995 Regidor y de 1995-1996 Secretario General del H. Ayuntamiento de Mulegé, Diputado Local de 2002 al 2005, fue candidato a la presidencia municipal en 2005 por el PT y senador suplente por la coalición PRD-PT del período 2006-2012.

La carrera académica y de Inspector de Escuelas Secundarias del compañero Luis Zúñiga es sobresaliente.

Cuando él llegaba yo iba de salida o viceversa. Solamente en la primaria coincidimos un rato. ´El como alumno y yo como profe. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Donde sí nos encontramos fue cuando resultó electo diputado local de mayoría. Y fue un gran triunfo porque el leonelato estaba en la cúspide del poder. El municipio de Mulegé en esa X legislatura obtuvo dos diputaciones de mayoría. La del compañero Luis en el distrito XIII y la del Dr. Sergio Bojorquez en el XV. También lograron dos plurinominales en las personas de: Mario Vargas Aguiar y Amadeo Murillo. Cuando tomaron posesión visité a los tres muleginos: Luis, Mario y Amadeo. Les solicité me apoyaran cada quincena con cien pesos para algunos gastos de mi periódico RumboCentro. Siempre cumplieron el compromiso…¡cien  pesos, ¡recáspita!

Tuve oportunidad de platicar varias veces con el maestro Luis. Por fin coincidimos sin “saltos”.

Lo he visitado algunas veces en su oficina como inspector de escuelas secundarias. Allí hemos tenido tiempo de pláticas amenas.

Desde hace tiempo, con esta era cibernética, admiro sus imágenes que plasman bellos amaneceres y atardeceres, paisajes, el muelle, edificios de la antigua empresa del Boleo, el río Mulegé, su misión, etc.

Hace poco encontré en Voces Cruzadas –periódico digital- una colaboración de él, luego otra y otra hasta hacerse costumbre. Colaboraciones interesantes.

La que me llenó de sorpresa fue una que tituló: Por qué el pollo pasa la carretera. Y la leí presuroso e intrigado… nombró las tesis filosóficas de varios:

Marx: el pollo pasa la carretera porque va en busca de los pollos proletarios

Freud: el pollo pasa la carretera porque busca el símbolo de la sexualidad

Y así, enumera varias tesis de filósofos.

Yo agregaría. Marx: el pollo pasa la carretera porque lanzará la consigna: ¡pollos del mundo uníos!

Arturo Schopenhauer: el pollo pasa la carretera porque sabe que entre más conoce más predispuesto está a sufrir.

Jean Paul Sartre; el pollo pasa la carretera porque maneja la tesis de que la existencia precede a la esencia y la realidad es anterior al pensamiento (existencialismo)

Alberto Camus: el pollo pasa la carretera porque sabe que el único acto libre es el acto del suicidio… y así…

En   esta colaboración el compañero Luis Zúñiga remata: un niño dice: el pollo pasa la carretera por sus huevos.

Si me lee –y creo lo hará- le pregunto de dónde sacó ese artículo. Es de su creación o ¿de dónde lo sacó? Alea Jacta Est. 24-07-20

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.