Tremenda bofetada con guante blanco le propinaron tres ministeriales el fin de semana al primer priísta del Estado

Seguridad pública y justicia: talón de Aquiles

Tremenda bofetada con guante blanco le propinaron tres ministeriales el fin de semana al primer priísta del Estado, Lic. Carlos Mendoza Davis, a la sazón, también empleado como Gobernador de la entidad y quien se llenaba la bocaza parlándole a la rosa de los vientos que en esta ínsula barataria  “Nadie está por encima de la ley, ni se permitirá que nadie se haga justicia por su propia mano”; en resulta, que al punto pedil, tres de esos tipejos a los que nos encanta darles charola, el fin de semana hasta el queque se pusieron a echar bala, así nomás, de puro contentos que andaban. Algunos medios señalan incluso que el vehículo pick-up que manejaban tenía reporte de robo.

Así las cosas en La Paz, los encargados de la procuración de justicia alcoholizados disparando sus armas de cargo. Señalan los informes que los ministeriales fueron remitidos a la PGJE para llevar el procedimiento correspondiente, independientemente de lo que de ahí resulte, la verdad es que es intolerable que mamarrachos de esta calaña puedan llamarse autoridades y que se les permita andar armados. Volvemos a lo mismo de siempre, ¿quién diablos avala que sujetos como éstos entren a las corporaciones policiales?, nadie resulta responsable de estos desmanes que terminan de hundir la credibilidad de las instituciones encargadas de procurar e impartir justicia. No hace un mes todavía cuando vimos el vodevil de nuestros policías que apenas si atinan a como disparar un arma, y todo esto no hubiera pasado de ser un sketch de Benny Hill o una fragmento de alguna película de Juan Orol, si no hubiera sido por la lamentable muerte de un civil a manos de las armas oficiales y por otro lado, la eminente barbaridad que supuso iniciar una balacera sobre una de las arterias más transitadas de la ciudad, además, entre una gasera y un hotel, no se les pudo ocurrir otro lugar mejor para tirar bala sin ton ni son. Una verdadera irresponsabilidad, no de los policías, sino de las autoridades que mandan a esta gente al matadero sin armas, capacitación ni ninguna otra herramienta que les permita actuar de manera eficiente.

En ese mismo episodio, fue un secreto a voces que los maleantes atacaron primeramente a dos elementos policiacos, frente a un jardín de niños, ni más ni menos; ¿de qué se trata? Yo creo que todos sabemos de qué se trata, yo creo que la manta colgada en el puente estaba de más; recordemos que en el sexenio de Marcos Covarrubias los muertos tenían mensajes con amenazas para comandantes e integrantes de los cuerpos policiales, obviamente estos no mensajes no decían: comandante fulano, por ser un servidor público intachable, incorruptible y eficiente le declaramos la guerra. Desde luego que no, eran mensajes de  criminal a criminal, ¿y el gobierno? Igual que ahora, en la luna, haciendo declaraciones frívolas, formulitas gastadas, con las que pretenden seguir engañando a la gente, y eso cuando les da la gana de salir a dar la cara, porque generalmente hasta eso les da hueva, ya ni se diga a Palemón “Rainman” Villeda, que desde que llegó al estado dejó claro de viva voz que le vale informar a la ciudadanía y lo que diga la prensa. El asunto es que la prensa consigna lo que pasa, entonces si al señor Procurador no le preocupa lo que dice la prensa, pues es porque no le preocupa lo que pasa en el estado, claro, estado que no es el suyo, donde no tiene intereses ni familiares, ni amigos, ni lazos afectivos que lo aten a este pedazo de tierra, el único lazo que tiene Palemón Villeda con el BCS es el cheque que cobra como Procurador.

Tristemente el temor, la desconfianza y la poca credibilidad que le tenemos a las policías no es el único asunto del que cojea el gobierno del estado, el nuevo sistema penal está resultando una verdadera vacilada, lo que más le interesa al gobierno del estado es pasar centenares de spots por el radio diciendo que el nuevo sistema penal es la panacea. Que ahora los sudcalifornianos sí tenemos quien nos defienda, como si no hubiera existido la defensoría común desde antes. Puras falacias y frivolidad es lo que uno encuentra en la procuración e impartición de justicia; veamos, estos tres ministeriales beodos o los señalados por mantas y mensajes del narco, ¿esa es la nueva policía científica? Por favor, los mismos policías ministeriales, los mismo ministerios públicos, los mismos jueces, los mismos magistrados, no hay nuevo sistema penal, hay una nueva ley que está siendo mutilada y adaptada a los usos y costumbres de todos estos personajes que ya se encargaron de colapsar el sistema anterior, como si el anterior sistema contemplara la corrupción y la ineficiencia como sus principios rectores, desde luego que no, la corrupción y la ineficiencia fue la aportación personal de todas estas personitas que siguen al frente de las mismas instituciones y que seguramente darán al traste con las buenas nuevas que anuncia el nuevo sistema penal.

La procuración e impartición de justicia se perfilan como la piedra en el zapato de la presente administración y no parece que al primer priísta del estado y gobernador, Carlos Mendoza Davis, le preocupe más allá de alguna declaración esporádica, pero de hechos, nada… siempre y cuando no se trate de pescadores y mineros exigiendo sus derechos, porqué ahí sí el uso de la fuerza pública está al puro llavazo, pero para cuidar la seguridad de la ciudadanía, pfff, obvio no.

¡Comparte!

* * *