La columna de Simitrio

Porras para la izquierda

Porras para la izquierda

Al acercarse los tiempos electorales, como es comprensible los ánimos empiezan a caldearse